De acuerdo con la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), 96% de la producción de opio a nivel mundial entre el 2014 y el 2018 se concentró en tres países: Afganistán, Myanmar y México. En este último, la cosecha para el periodo de julio del 2016 a junio del 2017 aumentó 21 por ciento.

Según el informe Mundial Sobre las Drogas 2019, el consumo de sustancias tóxicas creció 30% en el mundo en 2017 comparado con 2009.

El documento también señala que el cultivo de amapola en México se encuentra en áreas de difícil acceso, que se caracterizan por un bajo nivel de desarrollo económico, y son Durango, Chihuahua, Nayarit, Guerrero y Oaxaca.

Sinaloa, Chihuahua y Durango, que conforman el Triángulo Dorado, no son sólo conocidos por el cultivo de amapola, sino también por el cultivo generalizado de cannabis, que en su mayoría es exportado al mercado estadounidense.

El organismo internacional reveló que en los últimos años ha existido un cambio en las actividades de los grupos delictivos en México, debido a las pérdidas por la competencia del cultivo del cannabis con Estados Unidos, en donde ha incrementado el cultivo de la planta de alta calidad y la legalización de su consumo.

“El aumento de cultivo de amapola reportado en México fue en paralelo con una serie de actividades de aplicación de la ley, incluyendo un aumento de 32% en la erradicación de la amapola en México en el 2017, y 44% en las cantidades de heroína y morfina incautadas en el país”, detalla el documento.

Por otra parte, el tráfico de heroína en América ha mostrado una tendencia al alza, y la mayor parte de este tráfico tiene lugar en América del Norte (México, Estados Unidos y Canadá).

De acuerdo con autoridades estadounidenses, 86% de la heroína analizada a través de 744 muestras tomadas de 1.6 toneladas de la droga opiácea incautada se había originado en México, lo que apunta a un aumento considerable, ya que en el 2006 20% era originario de territorio mexicano, se observa en el informe.

Para mejorar albergues, más de $60 millones

Con la aprobación para ejecutar un fondo a través de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo, el gobierno de México destinará 60 millones de pesos para realizar mejoras en albergues y estaciones migratorias en el sureste del país.

El subsecretario para América Latina y el Caribe, Maximiliano Reyes Zúñiga, detalló que el financiamiento se aplicará para rehabilitar la estación migratoria de Tenosique en Tabasco.

Mejorar las condiciones de la estación migratoria Siglo XXI en Tapachula, Chiapas; rehabilitar la estación migratoria de Acayucan, Veracruz; adecuar el albergue Vida México en Tapachula, Chiapas, así como habilitar un albergue temporal para niños migrantes.

Además, se movilizarán 200,000 euros del Fondo Mexicano de Cooperación Internacional para el Desarrollo con Iberoamérica para rehabilitar y adaptar los espacios libres de las dos estaciones migratorias en Acayucan y Tapachula. (Con información de Perla Pineda)