Morelia.- A escasas dos semanas de que arranque el nuevo ciclo escolar, autoridades y grupos antagónicos de la Nueva Jerusalén continúan sin acuerdos para la reposición de las escuelas destruidas, reconoció la Secretaria de Educación, Teresa Herrera.

La funcionaria recordó que los integrantes del grupo religioso se empeñan en que la escuelas de educación prescolar y primaria se ubiquen afuera de la demarcación de la población, mientras que los laicos insisten en que se reconstruyan adentro.

En este sentido la funcionaria señaló que en este caso lo más importante es lograr acuerdos de paz y respeto sin importar que el arranque del ciclo escolar pudiera retrasarse.

Como se recordará seguidores del líder religioso, Martín de Tour destruyeron y quemaron las dos únicas escuelas que operaban en la Nueva Jerusalén por oponerse a la impartición de educación laica.

Para evitar un retraso en el arranque del ciclo escolar las autoridades propusieron la instalación de aulas móviles, en tanto se realiza la reconstrucción de los planteles.

Sin embargo los religiosos tradicionalistas se oponen a que tales aulas operen dentro de la comunidad, esto, pese a que de manera inicial lo habían aceptado.

En la Nueva Jerusalén existe una población estudiantil cercana a los 300 menores, de entre tres y 12 años de edad, que son quienes tendrían el riesgo de perder el ciclo escolar.

mac