México es uno de los países que más gasta en el Poder Legislativo, pero uno de sus elefantes blancos son sus comisiones. Unas 120 de ellas, tanto en el Senado como en la Cámara de Diputados, reciben mensualmente miles de pesos en financiamiento para reuniones, asesores, alimentos y viajes. Sin embargo, muchos de esos grupos de trabajo no producen dictamen, o bien, la razón por la que fueron creadas ya no tiene sentido en la actualidad.

San Lázaro

La Cámara de Diputados cuenta con 56 comisiones ordinarias que gastan anualmente hasta 16 millones de pesos, aunque en los hechos, menos de la mitad son consideradas productivas. El resto son obsoletas, inactivas o sin sentido. Por ello, los propios diputados federales reconocen que ese recinto legislativo debe hacer un análisis para reducir, agrupar y eficientizar sus comisiones.

Hay comisiones que deben aglutinarse en otras, para compensar. Y deben de ampliarse el número de diputados que las integran. Entonces, deberá de haber menos comisiones, integradas por más diputados , dijo el diputado federal, Santiago Torreblanca Engell (PAN).

En total, la Cámara de Diputados cuenta con 56 comisiones ordinarias y 44 especiales que reciben presupuesto. De acuerdo con datos del propio recinto legislativo, el año pasado destinó 16 millones de pesos para las presidencias de sus 56 comisiones ordinarias. La Comisión de Agua Potable y Saneamiento, que preside el priista José Ignacio Pichardo Lechuga, fue la más costosa en el 2016, al gastar 733,057 pesos.

Además, los diputados integran otros 100 grupos de amistad para dar seguimiento a las relaciones con países de todos los continentes y 11 grupos de trabajo sobre temas particulares, las cuales no reciben financiamiento público.

El vicepresidente de la Cámara Baja, Alejandro Ojeda, (PRD), consideró que en los hechos sólo deberían existir 18 comisiones por el mismo número de dependencias que componen la administración pública centralizada, es decir, las comisiones de Gobernación, Relaciones Exteriores, Defensa Nacional, Marina; Hacienda y Crédito Público, Desarrollo Social, Medio Ambiente y Recursos Naturales, Energía, Economía, Agricultura, Comunicaciones y Transportes, Función Pública, Educación Pública, Salud, Trabajo y Previsión Social, Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Cultura y Turismo.

El diputado Ojeda estimó que también deberían mantenerse las comisiones de Puntos Constitucionales, Justicia y Jurisdiccional y el resto de las 35 comisiones debe ser sometidas a evaluación de su desempeño.

(En) las comisiones restantes se debe de hacer un análisis puntual de su rendimiento y de su real razón o justificación para su permanencia. Antes de hacer señalamientos específicos a las comisiones se debe revisar la productividad de las mismas y que el pleno de la Cámara de Diputados tome la decisión objetiva del rendimiento de cada una , explicó.

Y es que, en una revisión de ?El Economista con base en las reuniones de trabajo que han sostenido en los últimos seis meses, hay comisiones de la Cámara que tienen nula actividad y elaboración de dictámenes, como Reforma Agraria, Vivienda, Pesca, Juventud, Fortalecimiento al Federalismo, Fomento, Desarrollo Metropolitano, Desarrollo Municipal, Deporte, Competitividad y Cambio Climático.

En el caso de las comisiones especiales, además de que son improductivas, algunas de ellas no tienen sentido de existir, por ejemplo las de Minería, Alimentación, Citricultura, Energías Renovables, Ex braceros, Cuenca Lerma-Santiago-Chapala, Cuenca de Burgos, Industria del Cacao, Café, Patrimonio Cultural de México, Estudiantes de Altas Capacidades Intelectuales, entre otras.

El diputado Jorge Álvarez Máynez (MC) elaboró un estudio en el que concluye que por lo menos 10 comisiones del recinto de San Lázaro deberían desaparecer para integrarse a otras.

Al menos 10 deberían dejar de existir por la poca cantidad de asuntos que administran. Podrían ser más, pero al menos 10, por ejemplo: Frontera Sur Sureste, Asuntos Indígenas, Derechos de la Niñez, Desarrollo Metropolitano, Desarrollo Municipal, Desarrollo Rural, Fomento Cooperativo y Economía Social, Fortalecimiento al Federalismo y Relaciones Exteriores , expuso.

Agregó que el aumento de comisiones desde 1997 se debe a que, al dejar de ser mayoría en las cámaras del Congreso, el PRI aceptó crear más grupos de trabajo para repartirlo entre los grupos de oposición y, con ello, permitirles también recibir privilegios y recursos que antes eran únicamente para el tricolor.

La diputada Mariana Benítez (PRI) reconoció que la ciudadanía percibe que los legisladores no realizan trabajo en comisiones como debieran, o que incluso no asisten a las reuniones de trabajo.

Sí es cierto, todos debemos hacernos cargo, hay comisiones que no sesionan que no trabajan y que no se dan los resultados que se esperan .

Consideró que eliminar comisiones no es una medida correcta, sino imponer sanciones a los diputados que no asistan a las reuniones de trabajo.

Senado de la República

En la presente LXIII Legislatura, la Cámara de Senadores cuenta con 64 comisiones ordinarias convirtiéndola en la Cámara Alta con el mayor número a nivel mundial , además de 17 especiales.

Ya en el 2015, el senador Fernando Torres Graciano del PAN, propuso como en Diputados modificar diversos artículos de la Ley Orgánica del Congreso General para establecer que hubiera igual número de comisiones ordinarias como secretarías de Estado.

En la exposición de motivos, argumenta que las comisiones legislativas, analizan y dictaminan las iniciativas de ley o decreto que les son turnadas, así como los asuntos del ramo o área de su competencia la cual corresponde en lo general con las otorgadas a las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal.

Por ello, considera, nos llevaría a pensar que el número de comisiones legislativas ordinarias o permanentes debería coincidir con el número de dependencias o secretarías de Estado de la Administración Pública Federal, las cuales abarcan todas las materias o funciones del Estado .

Esta proposición permanece pendiente en las Comisiones Unidas de Estudios Legislativos de Cámara de Senadores.

En tanto, el 25 de enero del año en curso, el senador Torres Graciano presentó durante el primer receso del año, una iniciativa similar, cuya cámara de origen es el Palacio Legislativo de San Lázaro. Suscriben la propuesta los diputados panistas Miguel Ángel Salim Alle, Mayra Angélica Enríquez Vanderkam, Francisco Ricardo Sheffield Padilla y Alejandra Gutiérrez Campos.

Destaca que mientras a la Comisión de Gobernación en el Senado le fueron turnadas 199 iniciativas durante la LXII Legislatura, en ocho comisiones no hubo registro de alguna iniciativa turnada. A su vez resalta que mientras la Comisión Jurisdiccional sólo tuvo una reunión, la de Estudios Legislativos Segunda tuvo 71.

Las comisiones especiales tienen una realidad similar; durante la LXII Legislatura se crearon 13 en el Senado y, en ocasiones, no entregaron planes de trabajo, informes o no se reunieron alguna vez.

En cuanto al costo, en la Cámara de Senadores, en el periodo enero-junio del 2014, a los grupos parlamentarios se les asignaron por comisiones y apoyo legislativo un total de 322 millones 248,000 pesos. Por lo que cada una de las 78 comisiones existentes en esa fecha, entre ordinarias y especiales, en promedio habría tenido un costo promedio de 688, 564 pesos mensuales.

En el Informe Parlamentario Mundial elaborado por la Unión Interparlamentaria y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, publicado en abril del 2012, y que retoma datos vigentes al 30 de septiembre del 2011, se recoge que el promedio de comisiones por Cámara a nivel mundial es de 17.

Al elaborar un revisión de los informes y reuniones de trabajo que las comisiones dan cuenta en su micro sitio de Internet, resaltan casos como el de Biblioteca y Asuntos Editoriales, misma que fue instalada el 11 de octubre del 2012 y únicamente se ha reunido en cinco ocasiones, siendo la última el 20 de abril del 2017.

Diputados

  • Actualmente tiene 56 comisiones ordinarias y 44 especiales.
  • En el 2016 se destinaron 16 millones de pesos para las presidencias de 56 comisiones ordinarias.
  • La Comisión de Agua Potable y Saneamiento erogó el año pasado 733,057 pesos.
  • Proponen que sólo haya 18 comisiones, por el mismo número de dependencias que componen la administración pública.
  • Un estudio elaborado por un diputado federal plantea que 10 comisiones se fusionen con otras instancias.

Senado

  • Actualmente tiene 64 comisiones ordinarias y 17 especiales.
  • De enero a junio del 2014, a las bancadas se les asignó por comisiones y apoyo legislativo 322.2 millones de pesos.
  • Significaría que cada una de las 81 comisiones que hubo en ese año, en promedio, tuvo 688,564 pesos mensuales.
  • El promedio de comisiones por cámara a nivel mundial es de 17, según el PNUD.
  • El 41.86% de las cámaras altas tienen menos de 10 comisiones, de acuerdo con el mismo informe.