El jueves, antes de las 10 de la noche circuló en Internet y en la red social Twitter una presunta fotografía de Diego Fernández de Cevallos en cautiverio. La persona de la imagen sostenía un papel con un recado que no alcanzó a

distinguirse.

En la imagen está una persona con una venda cubriendo sus ojos, cejas y parte de la frente; deja ver a partir de la punta de la nariz. Los hombros están desnudos.

Especialistas dijeron a El Economista que hay suficientes rasgos a la vista para determinar que efectivamente se trata de Fernández de Cevallos. De acuerdo con su análisis, en la fotografía puede distinguirse circulación sanguínea en la frente y pómulos, aunque en una parte de los hombros no es tan clara.

Sin embargo, consideraron que por la tensión del cuello y la circulación en frente y pómulos podría tratarse de una persona con vida.

La fotografía empezó a circular cuando el presidente Felipe Calderón emprendía su viaje de regreso a México, después de hablar ante el Congreso de Estados Unidos.

La Procuraduría General de la República dijo que su par en Querétaro emitiría un comunicado más tarde; sin embargo, al cierre de esta edición esto no había ocurrido.

En el Distrito Federal, el procurado Miguel Ángel Mancera informó por la tarde que en el DF también realizaban operativos de búsqueda de Fernández de Cevallos, desaparecido desde el viernes 14 de mayo por la noche.

Comentó que de acuerdo con los convenios de colaboración se han realizado revisiones a objetivos específicos , para su localización.

/doch