La Suprema Corte de Justicia de la Nación aclaró que los cateos a personas y bienes sin una orden judicial se podrán realizar sólo en casos de flagrancia o si se encuentra abierta una carpeta de investigación por algún delito.

El ministro de la SCJN Javier Laynez, dijo a Ciro Gómez Leyva en entrevista para Radio Fórmula, que en ningún momento la resolución avalada por la Corte el 13 de marzo pasado signifique "una inspección de alguien que va en la calle y un policía dijo ‘me parece sospechoso y hay que inspeccionarlo en su persona o su vehículo'".

A través de su cuenta de Twitter, el máximo órgano jurídico informó que un policía no puede realizar una inspección arbitraria a un automóvil o a los pasajeros por cometer una infracción de tránsito.  

En la medida avalada por la Corte la inspección en caso de flagrancia procede “solo si existe una sospecha razonable de que la persona coincide con las características del sujeto denunciado”.

Laynez aseguró que los cateos que podrán realizar solamente son revisiones superficiales que podrán ser llevadas a cabo por la policía de investigación, en caso de que exista una carpeta de investigación y que en ningún momento se podrán muestras de sangre, ADN. En los casos de flagrancia, las autoridades podrán actuar a petición de una denuncia ciudadana sobre el delito.  

Además, la Suprema Corte de Justicia aseguró que con esta resolución en ningún momento permitió los cateos a domicilios sin una orden judicial, pero sí resolvió que “está prohibido que los policías inspeccionen a personas y vehículos a su antojo”.

Este miércoles, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) expresó su preocupación por la medida avalada por la Suprema Corte “porque más allá de contribuir a que exista un entorno de mayor seguridad y menos violencia en nuestro país, los preceptos que fueron impugnados sigan propiciando violaciones a derechos y libertades básicas de las personas, sobre todo en contra de adolescentes y jóvenes”, refirió.

abr