A ocho meses y medio de que termine su Presidencia, Calderón inauguró el viernes pasado las instalaciones de la División Científica de la Secretaría de Seguridad Pública; ahí afirmó que llegará a México una policía moderna, con un cuerpo profesional y especializado en el que los ciudadanos puedan confiar, una Policía Federal a la altura de lo que los mexicanos demandan .

En las instalaciones, el Presidente pidió a los uniformados no permitir que la corrupción o la negligencia vuelvan a manchar una institución que tanto trabajo ha costado construir .

Informó que se invirtieron más de 700 millones de pesos en la construcción y equipamiento de la División Científica que tendrá tecnología para extracción de ADN, con el fin de a fin de identificar a criminales por colillas de cigarros, telas, fluidos corporales o cabellos.

Maribel Cervantes Guerrero, comisionada de la Policía Federal, dijo que la División Científica tiene 650 elementos capacitados; todos ellos con perfil universitario y posgrado .

En tanto, luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación reviviera el caso de Florence Cassez, el secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, destacó que el secuestro es el delito que más ha dañado a la sociedad en últimos años. En la atención de casos de secuestro, cuando los minutos son cruciales, la prioridad siempre es proteger a las víctimas .

tania.rosas@eleconomista.mx