La Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) informó que, de julio del año pasado a junio de este año, el robo de vehículos asegurados disminuyó en 16% en comparación con el periodo previo.

En conferencia de prensa virtual, Recaredo Arias, director general de la AMIS, informó que en los últimos 12 meses se hurtaron 77,206 unidades, dato menor a los 92,194 vehículos que se hurtaron en el periodo previo.

“Ya habíamos llegado a un tope muy alto en años pasados. Habíamos llegado a un tope de 93,000 al cierre del 2018 y todavía para el cierre de junio del año pasado teníamos 92,194. En ese semestre, se inició un decrecimiento del delito”, comentó.

Refirió que si bien la caída del robo de autos asegurados no obedece a un solo elemento, el confinamiento que se implementó en meses pasados en el país para mitigar el contagio del Covid-19 ayudó a que el delito disminuyera gracias a que varios vehículos no estuvieron circulando y otros estuvieron más resguardados.

No obstante, refirió que ante la “Nueva Normalidad”, el desconfinamiento y la contracción económica de este año prevén que el delito registre un repunte.

“Estimamos que ahora que la actividad está volviendo paulatinamente a su normalidad va a incrementarse un poco el delito de robo; sin embargo, con todas las acciones que estamos tomando, esperamos que se pueda mantener la tendencia a la baja”.

De acuerdo con los datos de la AMIS, 61.3% de los hurtos se realizaron con violencia; sin embargo, hubo entidades en donde la tasa con violencia fue mayor, por ejemplo, Guerrero con 78.1%; Sinaloa, con 77.6%; Puebla, con 74.1%; Guanajuato, con 73.7%; y Michoacán, con 70.3 por ciento.

En tanto, en el robo sólo de vehículos pesados asegurados, este disminuyó en 25.8% al pasar de 8,908 a 6,117 en los últimos 12 meses, lo que también atribuyeron a las medidas de confinamiento y cierre de negocios.

[email protected]