Organizaciones defensoras de los derechos humanos y organismos nacionales celebraron la decisión de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que ordena a todas las autoridades mexicanas a acatar el carácter obligatorio de las acciones urgentes, emitidas por el Comité contra la Desaparición Forzada de la ONU, para la búsqueda de personas en México.

Organismos como la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), la Comisión Nacional de Búsqueda, dijeron sumarse al reconocimiento de la decisión histórica emitida por la SCJN, quien se pronunció este miércoles sobre un amparo a favor de Víctor Álvarez Damián, desaparecido el 11 de diciembre de 2013 en el puerto de Veracruz, tras un amparo interpuesto por la organización Litigio Estratégico en Derechos Humanos (Idheas).

Idheas recalcó que la decisión de la Corte representa una oportunidad para que el Estado mexicano cumpla con más de 500 acciones urgentes de personas desaparecidas, ordenadas por el Comité Contra las Desapariciones Forzadas. Mientras que la CNDH también dio a conocer que presentó un amicus curiae ante el máximo tribunal en favor de reconocer la obligatoriedad de las acciones urgentes emitidas por el CED.

La Comisión Nacional de Búsqueda saludó también lo resuelto y señaló que la postura de este organismo es que las acciones urgentes del CED de la ONU son obligatorias y vinculantes.

Asimismo, el Consejo Nacional Ciudadano pidió a las autoridades cumplir las recomendaciones del Comité a favor de las víctimas y el acceso a la justicia.

kg