La llamada “Ley Olimpia” avanzó ayer 15 de abril, rumbo a su aprobación a nivel nacional, luego de que las Comisiones de Igualdad de Género y Justicia de la Cámara de Diputados aprobaran el dictamen de la minuta, remitida por el Senado, que busca sancionar a quien divulgue, comparta, distribuya o publique imágenes, videos o audios de contenido íntimo o sexual de una persona que tenga la mayoría de edad sin su consentimiento, su aprobación o su autorización.

El dictamen, avalado con 17 votos de la Comisión de Justicia, y 25 a favor y uno en contra de la Comisión de Igualdad de Género, agrega un artículo Cuarto Ter, denominado: “De la violencia digital y mediática” al Título Dos de la citada Ley General, y adiciona un Capítulo Dos, llamado: “Violación a la intimidad sexual”, al título Séptimo Bis del Código Penal Federal, con el objetivo de definir la violencia digital y mediática.

Entre las sanciones se prevé hasta seis años de cárcel a quien viole la intimidad sexual, ello incluye a quien videograbe, audiograbe, fotografíe, imprima o elabore imágenes, audios o videos con contenido íntimo sexual de una persona sin su consentimiento, su aprobación o su autorización.

La sanción podría incrementarse hasta en una mitad de la sentencia que va de 3 a 6 años de prisión, cuando el delito se cometa por el cónyuge, concubinario o concubina, o por cualquier persona con la que la víctima tenga o haya tenido una relación sentimental, afectiva o de confianza.

Además de la prisión, se podría aplicar una multa de 44,810 a 89,620 pesos.

Durante la discusión del dictamen, que fue turnado al pleno de la Cámara Baja, la presidenta de la de Comisión de Igualdad de Género, la diputada María Wendy Briceño Zuloaga (Morena) indicó que estas reformas establecen las bases para garantizar la protección de la vida privada de las personas, particularmente mujeres.

  Mientras que María del Pilar Ortega Martínez (PAN), presidenta de la Comisión de Justicia, aseveró que esta reforma servirá para proteger en mayor medida los derechos de las mujeres; se da respuesta a temas de violencia digital en la que en mayor medida son víctimas niñas y mujeres.

maritza.perez@eleconomista.mx