Al reiterar que el Ejército y la Marina serán responsables de distribuir las vacunas contra el Covid-19 en todo el país, una vez que éstas comiencen a llegar a México, la Secretaría de Salud federal dijo que se está armando un plan de seguridad nacional.  

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, Ruy López Ridaura, director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece), destacó que el próximo martes 8 de diciembre se presentará el plan nacional de vacunación contra Covid-19, que comenzará una vez que se reciban las primeras 250,000 dosis de la vacuna de Pfizer, lo cual ocurrirá en los próximos días de este mes.

Indicó que el traslado de dichas dosis a los estados, corresponderá a la Secretaría de la Defensa Nacional y de la Marina para evitar el robo de las mismas y que éstas terminen en el mercado negro.

“A través de Semar y Sedena se hará la aplicación de estas primeras vacunas, sí se está contemplado, se tiene que tener también y se está trabajando en un plan de protección y esto se convierte en un plan de seguridad nacional.

“Consideramos que va a haber los suficientes elementos para disminuir y controlar lo más que se pueda; el mercado negro puede surgir, pero esperemos que esté controlado, pensando también en que el abasto internacional es muy limitado. No es como en otros mercados donde hay un abasto por todos lados y hay muchos lugares de entrada. Ahora va a haber un abasto controlado a nivel global, yo creo que va a ser menos el riesgo, pero claramente se está trabajando en la forma de disminuirlo”, destacó.

Indicó que para evitar que surja un mercado negro, será importante que el gobierno federal haga una campaña nacional de información sobre las vacunas contra Covid-19, sobre qué esta comprando el Estado mexicano y dónde, cómo y cuándo podrá tener acceso a ellas.

“La vacuna llegará progresivamente. Y el otro mensaje es mantener las medidas (de prevención). Esto va a ser progresivo, lento. No es que ya esté la solución y a partir de diciembre y en enero que llegarán más, y ya se resolvió el problema. No. Esto va a ser progresivo y lento, y la población tiene que entender que todas las medidas que se están haciendo, especialmente la identificación de los casos (…) eso va ser varios meses. Son varios meses (más) en lo que la vacuna progresivamente va a avanzando”, destacó.

jorge.monroy@eleconomista.mx

kg