Integrantes de las autodefensas en Parácuaro, Michoacán, aseguraron casas de algunos de los líderes de la organización criminal, Los Caballeros Templarios, como Enrique Plancarte, alias El Kike, y otro criminal apodado El Botas.

Al interior de uno de los inmuebles se pueden apreciar los lujos con los que vivían los presuntos criminales: muebles y decoración antigua, piscina con palmeras a su alrededor, grandes recámaras, candelabros, pianos, por mencionar algunos objetos que adornan las casas.

En suma, un diario internacional publicó fotografías de la mansión de Enrique Plancarte, uno de los jefes criminales en Nueva Italia, municipio de Múgica. En las imágenes se puede apreciar una enorme y lujosa estructura.

En la mansión del Kike Plancarte se puede apreciar un bar, varias habitaciones con vestidores, baños y uno tiene jacuzzi. Además, cuentan con grandes clósets; en uno de ellos hay varias cajas de zapatos de marcas como Luis Vuitton y Gucci, ropa de marca Chanel y Burberry, así como joyas.

Además, en Morelia quedaron abandonados camiones en los que era trasladada la cantante de música de banda Melissa Plancarte, hija del presunto criminal.

Enrique Plancarte huyó de Nueva Italia cuando los grupos de autodefensa irrumpieron en el poblado, en donde radicaban él y su familia, dejando abandonada su residencia.

Nueva Italia es uno de los últimos poblados en ser tomados por los civiles armados, ya que días después las fuerzas federales arribaron a Tierra Caliente para resguardar la seguridad.

Los grupos de autodefensas han afirmado que dejarán las armas cuando el gobierno federal o estatal capture a las principales cabecillas de la organización criminal Los Caballeros Templarios. Entre ellos se encuentran Enrique El Kike Plancarte, Nazario Moreno El Chayo, Servando Martínez, alias La Tuta, entre otros integrantes del cártel que gobierna la mayor parte del territorio Michoacano.

Los Caballeros Templarios es una escisión del cártel de La Familia Michoacana, surgieron en el 2011.

[email protected]