Política

Lectura 2:00 min

Atacan a balazos a periodista en Sonora; resulta ileso

Avatar de Redacción El Economista

Por Redacción El Economista

En lo que va del 2022 han sido asesinados al menos 12 periodistas en el país, lo que coloca a México como una de las naciones más peligrosas en el mundo para ejercer el periodismo.

El periodista Rubén Haro Madero, director del portal de Noticias de la Red, fue atacado ayer a balazos cuando circulaba a bordo de su vehículo en Cajeme, Sonora; agresión de la cual resultó ileso, así lo confirmó el propio comunicador.

El periodista Rubén Haro, de 43 años, narró a través de sus redes sociales que los hechos se dieron alrededor de las 2:30 horas del domingo cuando circulaba de sur a norte sobre la calle 5 de Febrero, en la colonia San Javier, de dicho municipio, cuando una camioneta blanca de la marca Honda se emparejó a su lado y un grupo de desconocidos le disparó en al menos cinco ocasiones.

Previo al ataque, Rubén Haro Madero se encontraba trabajando realizando transmisiones en vivo en donde reportó un ataque armado contra dos hombres, uno de ellos murió y otro resultó herido. Además de la cobertura periodística en vivo de un segundo ataque contra otro hombre; quien fue llevado de urgencia al Seguro Social.

Luego de ser agredido, el periodista se refugió en la Jefatura de Policía Preventiva y Tránsito Municipal de Cajeme, por lo que el hecho generó la movilización de elementos de las distintas corporaciones e instituciones armadas para localizar y detener a los presuntos agresores, sin embargo, se desconoce su paradero.

Posible equivocación

El periodista emitió un mensaje a su familia, amigos y compañeros del gremio, en el cual explicó el ataque, al tiempo que consideró que se pudo tratar de una equivocación.

"Referente a la agresión armada que sufrí durante las primeras horas de este día en Ciudad Obregón; Gracias a Dios me encuentro ileso, solo me quedo con el gran susto que me llevé.

“Mi vida siempre la he tratado de llevar lo más recta posible, con valores y siempre intentando ayudar al prójimo, sin hacerme de enemigos, por lo que dicha agresión podría tratarse de una equivocación hacia mi persona.

“Solo me resta esperar confiando en que las autoridades realicen su trabajo y esperando que todo vuelva a la normalidad”.

politica@eleconomista.mx

Conéctate con nosotros.

Recibe nuestro newsletter diario con los contenidos destacados.

Al suscribirte, aceptas nuestras políticas de privacidad.