Los seis aspirantes a ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) accedieron a entregar al Senado su declaración de conflicto de interés, en la que, de acuerdo con legisladores, todos negaron cualquier enlace que les impida asumir el cargo.

El primero en entregar su documentación fue el magistrado Álvaro Castro Estrada. Le siguieron las magistradas Verónica Judith Sánchez Valle; Sara Patricia Orea Ochoa, y el magistrado Javier Laynez Potisek. Casi al cierre de la Oficialía de Partes del Senado, Norma Lucía Piña Hernández y el procurador de Justicia del Estado de México, Alejandro Jaime Gómez Sánchez, entregaron sus documentos.

Este martes, los aspirantes se presentarán ante el pleno del Senado para exponer el porqué son idóneos para sustituir a los ministros salientes.

Ayer también, en un foro sobre el perfil que deben tener los nuevos ministros, Denise Dresser expuso que los seis candidatos deben precisar su postura en torno al uso de la marihuana y a las candidaturas independientes.

Miguel Barbosa Huerta (PRD) afirmó que ya hay dos candidatos palomeados por el presidente Peña Nieto y que tendrán el aval del PRI: Norma Piña y Javier Laynez.

El coordinador del PRI, Emilio Gamboa, afirmó que no ha negociado los puestos a la SCJN, por lo que negó que haya dados cargados.