PUEBLA, Pue.- Con incidentes menores como el retraso en la apertura de las casillas este domingo 2 de junio inició la jornada extraordinaria para elegir al próximo gobernador de Puebla.

De los tres aspirantes a la gubernatura, el primero en votar fue Alberto Jiménez Merino del PRI, quien sufragó poco después de las 09:00 horas en una casilla de la capital poblana.

Luego de emitir su voto comentó que en este proceso electoral “hay dados cargados, programas sociales y el aparato del Estado hacia un candidato”, el abanderado de Morena, Luis Miguel Barbosa, a quien no se refirió por su nombre.

Informó que durante la campaña electoral el PRI ha detectado alrededor de 600 irregularidades, las cuales ya documentó y ya presentó las denuncias correspondientes por violaciones a las leyes electorales y para favorecer al candidato de Morena.

Comentó que este domingo se han detectado taxis formados para el acarreo de gente a votar.

Sin embargo, invitó a los ciudadanos poblanos a participar en las elecciones en favor de quienes ellos consideres el adecuado.

En la ciudad de Tehuacán, sufragó antes de las 10:00 horas el candidato de Morena y sus aliados, Luis Miguel Barbosa.

Al salir de la casilla dijo que no hay reporte de irregularidades y que espera que esta elección trascurra en paz.

Pidió a los poblanos acudir a las urnas y emitir su sufragio de manera responsable e informada.

A su vez el candidato de la alianza PAN-PRD-MC, Enrique Cárdenas, votó poco después de las 10:00 horas en una casilla ubicada en la ciudad de Cholula.

Luego de participar en este ejercicio democrático se mostró confiado en que la elección trascurra en normalidad. Indicó que hasta esa hora no se tenían reportes de irregularidades.

Poblanos decidirán como se reacomodan las fuerzas políticas

En la elección de este domingo 2 de junio, los ciudadanos de Puebla van a decidir cómo será la correlación de fuerzas a partir del 1 de agosto de 2019, fecha en que deberá asumir quién resulte ganador de esta elección.

Por lo pronto, hoy se realiza la elección en los 217 municipios que integran la entidad, que electoralmente representa el quinto padrón electoral más grande del país.

El próximo gobernador tendrá que establecer una relación con un Congreso estatal dominado por Morena y sus aliados, el PES y PT. Esos tres partidos tienen 54% de los diputados, dejando en un segundo lugar al PAN y sus aliados del PRD y Movimiento Ciudadano, que juntos reúnen a 22% de los legisladores. El PRI forma parte de las minorías. Sólo tiene 3 de los 41 diputados que integran la legislatura.

En el panorama municipal, el año pasado se crearon una diversidad de combinaciones de partido en los 213 ayuntamientos donde hubo elecciones.

El PRI tiene mayor presencia en el ámbito de los ayuntamientos. Sólo o con sus aliados el gobierno en gobierno en 37% de los ayuntamientos; Morena y sus aliados en 23% y PAN y sus aliados en 20%. El resto se dividen entre los demás partidos minoritarios.

[email protected]