El presidente Enrique Peña envió a la Comisión Permanente un paquete de reformas a ocho leyes, a favor de personas con discapacidad a fin de que se desarrollen integralmente y se evite la discriminación en su contra.

Se trata de modificaciones a la Ley General para la Inclusión de las Personas con Discapacidad, la Ley del Impuesto sobre la Renta, el Código Penal Federal, entre otras legislaciones.

“Más de 7 millones de mexicanas y mexicanos viven con alguna discapacidad; su situación en el México actual aún observa profundos rezagos, pobreza y marginación, siendo un factor común la discriminación motivada por su discapacidad”, se lee en el proyecto.

La reforma a la Ley de ISR contempla que el patrón que contrate a personas con discapacidad motriz y que requiera uso de prótesis, muletas o sillas de ruedas, discapacidad auditiva o de lenguaje en  80% o más así como personas con discapacidad visual total y permanente podrá deducir de sus ingresos un monto equivalente a 100% del ISR de estos trabajadores.

En materia penal, contempla que, en los actos procesales, si se trata de personas con discapacidad, tendrán el derecho a que se les facilite un intérprete o medios tecnológicos para obtener de manera comprensible la información solicitada.

Mientras que la reforma a la Ley General para la Inclusión de las Personas con Discapacidad establece la obligatoriedad a las dependencias y entidades de la administración pública de los tres órdenes de gobierno y de la Ciudad de México a contratar personas con discapacidad permanente, que reúnan las condiciones de idoneidad de las plazas vacantes, en una proporción no menor a 3% de la totalidad de su personal.