El próximo domingo iniciará formalmente la operación de la Guardia Nacional, con un evento que se realizará en el Campo Marte, anunció el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Se van a desplegar ya elementos organizados por todo el país. Implicó una reforma constitucional, implicó sumar esfuerzos, capacitación, definición de mandos, de estrategia, lo administrativo. Todo eso ya se tiene”, expresó.

De acuerdo con la Ley de la Guardia, los estados y municipios que soliciten la intervención para la realización de operaciones coordinadas en materia de seguridad pública deberán cubrir los costos del despliegue.

“Los recursos humanos, económicos y materiales necesarios para la operación de la Guardia Nacional estarán a cargo de la Federación. Excepcionalmente, los convenios de colaboración que se suscriban entre la Secretaría (de Seguridad y Protección Ciudadana) y las entidades federativas o municipios contendrán las aportaciones que en su caso deberán hacer éstos cuando la Guardia Nacional realice tareas de seguridad pública de competencia local”, precisa el artículo 92 de la nueva normatividad.

La Guardia Nacional “es una institución de seguridad pública, de carácter civil, disciplinada y profesional, adscrita como órgano administrativo desconcentrado de la secretaría”, establece el artículo cuatro.

En su oportunidad, el secretario de Seguridad federal, Alfonso Durazo, indicó que la Guardia Nacional será conformada este año con los primeros 80,000 elementos. “Los primeros (elementos) estarán en tres meses, y así cada tres, cuatro meses estaremos avanzando en el fortalecimiento de esas 150 regiones”, destacó. Según Durazo, el objetivo es que la Guardia Nacional cuente con 150,000 elementos en el 2023, a fin de cubrir 266 coordinaciones regionales. Para la creación administrativa y operacional de la guardia se destinarán entre 15,000 y 20,000 millones de pesos del presupuesto de este año.