Ixtapan de la Sal, Edomex. El gobierno federal está usando el caso de la diputada sinaloense Lucero Guadalupe Sánchez López, ligada al narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, alias el Chapo, con fines electorales, acusó Ricardo Anaya Cortés.

De ahí que el presidente nacional del PAN exigió a la Procuraduría General de la República (PGR) y al gobierno del presidente Enrique Peña Nieto dejar de administrar la justicia con tintes políticos.

Si hay pruebas de que cometió un delito, estableció, la legisladora local que formó parte de la fracción parlamentaria del PAN en el Congreso de Sinaloa tiene que ser consignada ante las autoridades.

Nosotros no vamos a defender a nadie que haya violado la ley y mucho menos defenderemos a alguien que haya cometido un delito , expresó.

Criticó luego que las autoridades federales se hayan tardado siete meses para llamar a declarar a la legisladora, luego de que supuestamente visitó con credencial falsa al Chapo en el penal del Altiplano.

Desde la óptica del queretano, ello evidencia que se utiliza la justicia con fines electorales.

En conferencia de prensa, destacó que Acción Nacional no considera que lo que proceda sea pedir perdón por el caso de Sánchez López, sino hacer valer la ley.

Por último, insistió en que es obligación de las autoridades judiciales investigar y castigar a la diputada local, en caso de que se compruebe su responsabilidad, pero que no se debe utilizar el caso para golpear políticamente a un partido político.

La aplicación de la ley tiene que ser a todos sin distingo , dijo.