Con el propósito de fortalecer las voces que demandan una vida libre de violencia hacia las mujeres, así como la despenalización del aborto, hoy fue presentada la campaña Mujeres Vivas, Mujeres Libres.

A través de una conferencia de prensa virtual, se presentó esta plataforma colectiva de lucha por la libertad y los derechos de las mujeres, en la cual participaron activistas, profesionales de la salud y actrices.

Sobre el tema del aborto, la activista originaria de Aguascalientes, Angie Contreras, resaltó la desigualdad de los derechos de las mujeres en el país, ya que únicamente en la Ciudad de México y Oaxaca la interrupción del embarazo es legal.

“El poder garantizar una vida libre de cualquier tipo de violencia, no debería depender de si vives en Oaxaca o Ciudad de México; todas las mujeres mexicanas, sin importar el estado, municipio o comunidad donde vivamos tenemos derecho a una vida libre de cualquier tipo de violencia y a la autonomía sobre nuestros cuerpos”, manifestó.

Agregó que tres de cada 10 mujeres que deciden abortar en la Ciudad de México provienen de otras entidades.

En ese sentido, la doctora Nelly Cristina Pérez, médica especialista en salud de la mujer, certificada por el Consejo Mexicano de Ginecología y Obstetricia, explicó que el “aborto inseguro tiene un alto costo para el sistema de salud mexicano, ya que se tienen que atender sus graves consecuencias en las mujeres y las niñas; esto, aunado al hecho de que el aborto inseguro es la cuarta causa de mortalidad materna en nuestro país”.

Por otra parte, las activistas Sara Cabello, presidenta de la Colectiva Cuarta Ola, y Bárbara Arredondo, co-fundadora de Somos Decididas, señalaron la normalización de la violencia hacia las mujeres.

Cabello indicó que la violencia machista llega hasta el lenguaje al señalar que, por ejemplo, “no existe tal cosa como el llamado embarazo infantil, eso es un eufemismo para ocultar la realidad, que son los abusos sexuales que terminan en embarazos no deseados".

Por su parte, Arredondo expuso que México ocupa los primeros lugares en violencia de género e infantil a nivel mundial, por lo que se debe “visibilizar la violencia machista en todas sus formas, tener conversaciones dirigidas a mujeres, hombres y todas las personas que integran nuestra sociedad porque es urgente poner alto a la violencia y reconstruir el tejido social en nuestro país”.

arizbet.garcia@eleconomista.mx

kg