La tormenta tropical Lorena ganaba fuerza el miércoles y podría convertirse en huracán en las próximas horas amenazando con causar torrenciales lluvias en la costa del Pacífico mexicano, mientras avanzaba hacia populares centros vacacionales como Los Cabos y Puerto Vallarta.

Lorena se ubicaba a unos 195 kilómetros al sureste del puerto de Manzanillo, en el estado de Colima, y se desplazaba hacia el noroeste a una velocidad de 20 kilómetros por hora (km/h), con vientos máximos sostenidos de 100 km/h, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

"Se pronostica un fortalecimiento adicional durante las próximas 24 horas y se espera que Lorena se convierta en huracán cuando se acerque a la costa suroeste de México" agregó el NHC.

Lorena llegará a convertirse en un huracán categoría 1 en las próximas horas. El ciclón avanzará en paralelo a las costas mexicanas, tocando tierra en varios momentos, por lo que se esperan fuertes lluvias.

La Coordinación Nacional de Protección Civil activó la Alerta Naranja para Michoacán, Guerrero, Jalisco y Colima, debido a la proximidad de la tormenta tropical Lorena, lo que provocará lluvias puntuales torrenciales en esos estados.

Además, debido al pronóstico de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) sobre el avance del fenómeno natural hacia las costas del Pacífico, el organismo activó la Alerta Amarilla (peligro moderado) en Nayarit.

“La #TormentaTropical #Lorena se intensifica al sur de las costas de #Guerrero y #Michoacán, se desplaza paralelo a las costas del Pacífico, por lo que se pronostican #Lluvias puntuales torrenciales en #Michoacán y #Guerrero. Intensas en #Colima”, señaló la dependencia en su cuenta de Twitter @CNPC_MX.

De acuerdo con la Conagua, Lorena ocasionará lluvias torrenciales en Guerrero y Michoacán e intensas en Colima con viento fuerte y oleaje de uno a tres metros; mientras que en Nayarit y Jalisco se esperan lluvias muy fuertes. Ante la proximidad de Lorena, Protección Civil recomienda a la población evacuar la zona de riesgo y acudir al refugio temporal, además de vigilar el nivel de agua si se encuentra cerca de río o laguna, así como cerrar puertas y ventanas y cortar suministro de gas y electricidad.

La tormenta tropical Lorena se localiza frente a las costas de Guerrero y Michoacán, la Onda Tropical Número 40, que recorrerá el sureste de México, un canal de baja presión extendido desde el noroeste hasta el occidente del país y la afluencia de humedad proveniente del Océano Pacífico.

Además, la tormenta tropical Mario se volverá huracán la noche del miércoles sobre el Pacífico mexicano, pronosticó el NHC. El ciclón, que se ubica a unos 940 kilómetros al sur de la península de Baja California, no tocará tierra pero contribuirá al incremento de las lluvias en la zona.