Andrés Manuel López Obrador aseguró que el Centro de Investigación y Seguridad Nacional dejará de ser utilizado como una herramienta de espionaje político. En mi gobierno, dijo el candidato presidencial de Morena-PT-PES, el Cisen “dejará de intimidar” a los mexicanos, pues no será más un instrumento de vigilancia para la Secretaría de Gobernación, de la que es parte esa dependencia.

La advertencia de López Obrador derivó de una pregunta formulada acerca de las candidaturas locales de Morena y su coalición en el Estado de México, pero que por ley electoral el candidato aún está impedido de soltar nombres, pues funcionarios del Cisen vigilan sus recorridos, además del personal del Instituto Nacional Electoral que también verifica potenciales faltas a la legislación durante las campañas electorales.

“Ahora no los puedo mencionar… Ya me informaron que los eligieron, pero no se pueden dar a conocer, porque aquí están los del INE, aquí están los de Gobernación; los tengo bien fildeados. Es su trabajo; en el caso de los de Gobernación ya son pocos los días que le quedan, porque ya no va a haber espionaje político. Van a seguir trabajando, no se les va a despedir porque ellos no tienen la culpa, ellos reciben órdenes; se les va a cambiar nada más de trabajo”.

“Van a tener otras actividades, ya no van a andar espiando; metiéndose nada más a saber qué hacemos los opositores o intimidando a la gente, eso se va a terminar. Por eso no puedo decirles quiénes son los candidatos; por eso cuando ya se den a conocer, apóyenlos”, dijo López Obrador.

Anaya “no llega a burbuja”

Durante un mitin esta mañana en Jilotepec, Estado de México, López Obrador el abanderado presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia criticó nuevamente a su adversario del PAN-PRD-MC, Ricardo Anaya, por plantear como propuesta de campaña la reducción del precio de la gasolina.

“Anaya me sorprendió. Cuánto nerviosismo tiene porque no levanta, ni siquiera llega a burbuja. Ofreció que va a bajar el precio de la gasolina. ¿Ustedes le creen? Ellos lo aprobaron, los del PRI y del PAN, y ahora quieren engañar diciendo van a bajar el precio de las gasolinas. ¡No! Nosotros vamos a cumplir nuestros compromisos”, dijo.

día después de que el presidente Enrique Peña Nieto aseguró que ningún país puede tener autosuficiencia alimentaria y dejar de importar alimentos, Andrés Manuel López Obrador insistió en su propuesta de reducir la importación de alimentos básicos como maíz, frijol, leche, carne y huevo, entre otros. Argumentó que actualmente en la importación de esas mercancías se manejan “moches”.

“Ahí está el soborno y los moches, lo compran todo en el extranjero, dejaron abandonado el campo, y tenemos que comprar huevo, carne de res, leche, frijol, porque no se apoyan las actividades productivas”, aseveró.

Afirmó que tan sólo en maíz, que se da en todos lados del país, “México es el país del mundo que más maíz compra al extranjero, 14 millones de toneladas al año”.

Luego de que ayer en un foro denominado “10 por la Educación”, sus adversarios José Antonio Meade (PRI-PVEM-NA) y Ricardo Anaya, así como la independiente Margarita Zavala, se comprometieron a mantener la reforma educativa, el candidato López Obrador insistió en que abrogará esos cambios legales.

“Cómo van a mejorar la calidad de la educación sin los maestros. No es una reforma educativa, es una reforma laboral para los maestros, por eso la vamos a hacer a un lado. Nos vamos a poner de acuerdo con los maestros para hacer una transformación”, mencionó.

En su mitin, el tres veces candidato presidencial pidió nuevamente el “voto parejo” a candidatos a senadores y diputados federales de su coalición, pues dijo que se trata de hacer un cambio de gobierno. De no hacerlo, sus adversarios de la “mafia del poder” se va ir a atrincherar en el Congreso y van a pedir moches a cambio de aprobar leyes.

López Obrador abundó que, si bien lleva una ventaja de 25 puntos sobre sus adversarios, pidió a sus simpatizantes y colaboradores no bajar lo guardia, y vigilar que no se compre el voto el día de la elección, acto que calificó como un “pecado social”.

Incluso, pidió a los dirigentes y candidatos de Morena “que vayan a las comunidades, a los ejidos, que hablen con la gente, están muy blancos. Veo a algunos candidatos muy blancos, no les da el sol”, afirmó. 

El político tabasqueño condenó la guerra sucia en su contra, y refirió: “nosotros no tenemos nada que ver con ningún gobierno extranjero, no es chavismo, no es trumpismo. Es juarismo, maderismo, mexicanismo, eso es, pero asustan”, dijo.

Luego de este mitin, López Obrador partió rumbo a Tula, Hidalgo, y más tarde acudirá a Cadereyta y San Juan del Río, en Querétaro.

[email protected]