Monterrey, N.L.- El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció un acuerdo con el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores (ITESM) para que más jóvenes de escasos recursos y comunidades marginadas puedan estudiar en la universidad.

“Vamos a suscribir un acuerdo, un convenio para trabajar de manera conjunta (…) Parte del acuerdo que queremos suscribir con el Tec de Monterrey es que aportemos nosotros una parte de recursos y que el Tec aporte otra, hagamos un acuerdo para que jóvenes de familias humildes, de comunidades, de pueblos marginados, con mucho talento puedan estudiar en el Tecnológico de Monterrey”, explicó el presidente durante la inauguración del Congreso Internacional de Innovación Educativa (CIIE).

López Obrador resaltó que su gobierno ha invertido 70,000 millones de pesos en becas para 11 millones de estudiantes de todos los niveles académicos para atender el rezago educativo.

El presidente dijo que hay 300,000 jóvenes de escasos recursos que estudian la universidad con una beca por 2,400 pesos mensuales. “Le estamos dando toda la atención que merece la educación”, aseguró.

Principios rectores

El presidente de la República comentó al inicio de su discurso inaugural que su gobierno se basa en cinco principios: desterrar la corrupción; encontrar un equilibrio entre el papel del Estado y el papel del mercado; equilibrar crecimiento con bienestar; darle atención preferente a la población humilde y fortalecimiento de valores culturales, morales y espirituales.

Dijo tajante: “hay que desterrar la corrupción si esta prevalece no se avanza, se puede aplicar un sistema más perfecto si se destierra la corrupción, el no hacerlo nos llevó a la crisis. El eje rector (del gobierno) es cero corrupción, cero impunidad, acompañado de un gobierno austero que no le cueste tanto a la sociedad”.

Una premisa de su gobierno es que se acabaron los sueldos onerosos, ya no hay sueldos de 700,000 pesos, no hay medicina privada y eso le generó ahorros al gobierno por 6,000 millones de pesos anuales.

También se ahorró en desaparecer el Estado Mayor Presidencial que tenía 8,000 elementos para cuidar al Presidente, “al presidente lo cuida la gente, eso ha permitido tener finanzas sanas”, dijo el mandatario.

Aseguró que no hay necesidad de aumentar impuestos ni de crear nuevos impuestos, y que la deuda pública no aumentó este año ni va a aumentar en 2020. “Si hay austeridad se liberan fondos”, recalcó.

“El Estado debe equilibrar el crecimiento con bienestar, qué ganamos con sólo crecer, se gana si hay crecimiento y desarrollo (…) Se requiere crecimiento acompañado de bienestar”, afirmó.

En su opinión los gobiernos anteriores no atendieron a los jóvenes y por eso se está padeciendo inseguridad y violencia.

Recordó que David Noel Ramírez Padilla, rector Emérito del Tec, decía que había que pensar en pagar la “hipoteca social”, que no es otra cosa más que pensar en el prójimo.

El presidente de la República atribuyó la inseguridad del país a la falta de oportunidades para las personas de escasos recursos, en espacial a los jóvenes.

“Por el bien de todos, primero los pobres. No sólo por razones humanitarias, que ya con eso es bastante, el que seamos cada vez más humanos y que nada que sea humano nos sea indiferente (…) Pero también pensar que, si no hay justicia, si no hay bienestar no puede haber tranquilidad ni paz social ¿Cómo vamos a poder vivir con tranquilidad en un país de familias desintegradas, en un país con tanta pobreza, en un país donde a los jóvenes se les discrimina?”, comentó López Obrador.

La inseguridad y la violencia, afirmó el presidente, son consecuencia del abandono de este sector de la población. Por ello, consideró que todas las actividades deben tener una dimensión social. 

gerardo.hernandez@eleconomista.mx

kg