Esta semana Apple lanzó su iPhone 12 5G. No es el primer smartphone 5G pero sí el que llega en el momento adecuado para traccionar el desarrollo y despliegue de redes inalámbricas de quinta generación en el mundo, particularmente en norteamérica, a pesar de su elevado precio de lanzamiento.

Según la asociación GSA, ya existen en octubre 444 dispositivos 5G, entre ellos 148 teléfonos. ¿Por qué es importante que surjan y se vendan los teléfonos premium? Para que los primeros adoptadores de la tecnología desarrollen un mercado que permita reducir los costos iniciales y masificar la tecnología para que llegue a los sectores de menos ingresos y el negocio crezca. Qualcomm ya anunció para 2021 chips para teléfonos de gama baja para hacer accesible la conectividad 5G a todos los usuarios de teléfonos inteligentes.

Hasta septiembre ya se habían lanzado en el mundo 101 redes 5G en 44 países. Y un total de 397 operadores de 129 territorios ya estaban invirtiendo en 5G (GSA). La pandemia ha retrasado las licitaciones y los lanzamientos comerciales de 5G, incluida América Latina. Sin embargo, Europa identificó que el desarrollo digital es una de las prioridades del Fondo de Recuperación de la Unión Europea para impulsar la conectividad, la soberanía digital y la competitividad del mercado único europeo. La Unión Europea destinará 150 millones de euros (20% del fondo) a proyectos digitales, 5G, fibra óptica y nube.

Hasta septiembre cuatro países de América Latina habían reportado igual número de lanzamientos comerciales de 5G, además de 21 pruebas de los operadores y varias licitaciones en puerta. ¿Por qué México todavía no figura en los lanzamientos de 5G a pesar de su vecindad con Estados Unidos, uno de los líderes en la tecnología?

México presenta varios desafíos. 4G todavía no está plenamente expandido y adoptado y 5G requerirá de esa infraestructura para su despliegue inicial. Existen trabas regulatorias para la inversión y despliegue de fibra óptica en el país, tanto la compartición obligatoria de esa red como las barreras municipales para su tendido.

Aunque el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) identificó espectro en distintas bandas para la nueva tecnología inalámbrica, retrasó la licitación de la banda de 600 MHz para 2021 y aún no vislumbra liberar espectro en las llamadas bandas medios (3.5 GHz) y en las llamadas milimétricas. Por si fuera poco, la Secretaría de Hacienda prevé cobrar elevados costos por el uso del espectro radioeléctrico, lo cual retrasará aún más las inversiones y los despliegues.

Estados Unidos planteó un plan integral denominado 5G Fast para subastar espectro en todas las bandas identificadas, incluido el espectro sin licencia para Wi-Fi. El regulador estadounidense adoptó nuevas reglas para reducir los impedimentos regulatorios federales y estatales para implementar la infraestructura necesaria para 5G. También modernizó regulaciones obsoletas para promover la red troncal cableada de las redes 5G, incentivar la inversión en fibra óptica y redes de nueva generación. También dispuso de un Fondo 5G para el servicio universal en las zonas rurales de 9 mil millones de dólares.

Las especificaciones técnicas del iPhone 12 se ajustan a la perfección al 5G Fast y las políticas regulatorias de Estados Unidos. El dispositivo se promociona como “super mega rápido” porque tiene un chip 5G de nueva generación. Lo que la publicidad no revela es que todos los modelos están equipados para operar en las bandas 5G liberadas (sub 6 GHz), con las tecnologías inalámbricas más avanzadas, para banda ultra ancha, Gigabit LTE, llamadas de datos y Wi-Fi 6.

Hoy 16 de octubre inició la preventa en México del smartphone de Apple. Su venta es posible porque existen bandas y redes 4G LTE, pero el dispositivo no desarrollará su máximo potencial porque la tecnología 5G todavía no está desplegada en el país. Los compradores del iPhone 12 en el país tendrán un equipo muy veloz, pero no “super mega rápido”.

Aunque el nuevo gadget de Apple llega en un momento de contracción económica propiciada por la emergencia sanitaria, la empresa de California espera que las ventas navideñas respondan a sus expectativas. Speedtest asegura que “los usuarios del iPhone están listos para un gran salto de velocidad con 5G”. En México, 79% del tráfico de datos móviles ocurre en redes 4G (IFT).

La consultora pronostica que la llegada del iPhone 5G “debería impulsar las velocidades móviles generales de EE.UU”, porque casi la mitad (46%, según Counterpoint) de los usuarios de teléfonos inteligentes en ese país poseen el teléfono de Apple, el más vendido. Un informe de Speedtest reveló una velocidad real de descarga 5G promedio de 494.7 Mbps en la red de Verizon, 10 veces superior que la velocidad 4G.

Esta fabulosa rapidez no sólo depende de los dispositivos y sus procesadores sino principalmente de la combinación de frecuencias utilizadas, de ahí la importancia de liberar espectro para 5G en todas las bandas disponibles. El aumento de velocidad se logra mediante el uso de varias frecuencias. Los dispositivos 5G se conectan a la red a través de la antena de mayor velocidad dentro del alcance en su ubicación.

Antes del lanzamiento del iPhone 12, las ventas de teléfonos inteligentes 5G representaron 14% de las ventas totales en Estados Unidos hasta agosto. Counterpoint explica que a pesar del impacto de la Covid-19, “los consumidores han mostrado un mayor interés en los dispositivos 5G a medida que continúan bajando los niveles de precios. Las ventas de 5G probablemente aumentarán aún más en el cuarto trimestre de 2020 cuando Apple lance su última línea de iPhone 12 con 5G”.

Es deseable que los usuarios de alto poder adquisitivo en México renueven su dispositivo para que los operadores vean crecer el tráfico de datos móviles, inviertan y aceleren los lanzamientos y despliegues de redes 5G en las principales ciudades, como siempre ocurre con las nuevas tecnologías. Las primeras generaciones de iPhone fueron revolucionarias porque detonaron el tráfico de datos móviles en las redes de los operadores; ese mismo fenómeno se repetirá con 5G. En México el iPhone 5G es un Ferrari atorado en un callejón.

Twitter: @beltmondi

Jorge Bravo

Presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi)

En comunicación

Analista de medios y telecomunicaciones y académico de la UNAM. Estudia los medios de comunicación, las nuevas tecnologías, las telecomunicaciones, la comunicación política y el periodismo. Es autor del libro El presidencialismo mediático. Medios y poder durante el gobierno de Vicente Fox.