Sin duda, la pandemia llegó a cambiar ciertos hábitos de consumo. Por lo menos así lo percibe Carlos Brito, presidente ejecutivo de Anheuser-Busch InBev.

Según el directivo, muchos consumidores, puntualmente los bebedores de cerveza, probablemente mantendrían los hábitos generados en la pandemia de pedir en línea para beber en casa incluso cuando las restricciones por el coronavirus disminuyan.

El cambio en el consumo fue más evidente que en ninguna otra parte en Brasil, donde la plataforma Ze Delivery de la empresa recibió 27 millones de pedidos el año pasado, frente a 1.5 millones en 2019.

Carlos Brito reconoció que muchos consumidores estaban desesperados por regresar a bares, eventos deportivos y festivales, pero creía que el consumo no sería exactamente el mismo que antes.

"La tendencia, como estamos viendo en China, es que los consumidores volverán a muchos de los viejos hábitos, pero creo que el hogar seguirá siendo más un centro de la actividad de lo que era antes", dijo.

"Permanecerá en gran parte la conveniencia de tener las cosas ordenadas digitalmente para el hogar".

El fabricante de Budweiser, Stella Artois y Corona cerró 2020 con lo que Brito describió como un "fuerte impulso". Las ganancias cayeron en el cuarto trimestre, pero la compañía vendió un 1.8% más de cerveza. El crecimiento fue más fuerte en Brasil, su segundo mercado más grande.

Brito dijo que el negocio de AB InBev había sufrido más por severos confinamientos, como el cierre forzoso de su negocio en México, prohibiciones de alcohol en Sudáfrica y cuarentenas que obligaban a las personas a quedarse en casa, pero pudo crecer en momentos de relajación.

La que estaría presionada es Tesla, pero ahora porque detendrá temporalmente parte de la producción en su planta de ensamblaje de automóviles eléctricos en California, debido a la escasez global de semiconductores, según Bloomberg.

La empresa dijo a los trabajadores de una línea de producción de sedán Model 3 en Fremont que su línea estaría inactiva desde el 22 de febrero hasta el 7 de marzo.

La empresa dijo el mes pasado que podría enfrentar un impacto temporal por la escasez global de semiconductores.

Otras automotrices globales como GM están cerrando líneas de ensamblaje debido a la escasez de chips, ya que la demanda de los consumidores se ha recuperado inesperadamente rápido tras la crisis del coronavirus.

No está claro cuánto volumen o ingresos perdería Tesla debido a la interrupción de la producción. La planta de Fremont tiene una capacidad de producción anual de 500,000 Model 3 y Model Y combinados.

Tesla, que también tiene instalaciones de producción en China, dijo el mes pasado que podría aumentar su volumen de ventas anual en más del 50% este año.

Tesla redujo la semana pasada el precio de sus variantes más baratas del Model 3 y el Model Y, el último de una serie de recortes de precios en un momento en que los fabricantes de automóviles tradicionales intentan contraatacar con nuevos modelos.

The Home Depot, planea invertir 3,330 millones de pesos para incrementar su crecimiento en el país al abrir nuevas tiendas, implementar eficiencias en su logística y fortalecer su estrategia de retail interconectado para mejorar la experiencia de compra del cliente.

La nueva normalidad de quedarse en casa ha provocado que miles de familias realicen proyectos de mejora en sus hogares para hacerlos más cómodos y funcionales.

Esta nueva normalidad, también ha provocado que cada vez más personas hagan sus compras por internet, lo que ha impulsado la actividad de la tienda en línea de la empresa, cuyas visitas se duplicaron contra el año anterior y el número de órdenes que antes se atendían en una semana, ahora se atiendan a diario.

The Home Depot contempla mejorar su cadena de suministro, asegurando abasto de productos y su disponibilidad oportuna para que estos lleguen de manera más rápida a tienda y clientes. Fortalecerá sus instalaciones actuales, incluyendo la ampliación de su centro de distribución ubicado en Atitalaquia, Hidalgo para incrementar la capacidad de almacenamiento, así como la renovación de su plataforma tecnológica y la mecanización de algunas actividades para lograr eficiencias operativas.