En el 2011, las ganancias de BBVA Bancomer en México superaron por primera vez a las utilidades generadas por el grupo en España. El año pasado significó también un hito para Grupo Santander en América Latina.

Estamos viviendo el principio de una nueva era. En el 2011, las ganancias de BBVA Bancomer en México superaron por primera vez a las utilidades generadas por el grupo en España. El año pasado significó también un hito para Grupo Santander en América Latina: las filiales en la región rebasaron 51% del total generado por el grupo.

Hace cinco años, los españoles nos preguntábamos por qué habíamos ido a América Latina, ahora estamos agradecidos de haberlo hecho , dice Rafael Pampillón, director de Análisis Económico de la prestigiada IE Business School de Madrid.

Viva México , titulaba el diario español Cinco Días un artículo sobre los peninsulares en nuestro país. Los casos de éxito son numerosos, pero BBVA se cuece aparte. El grupo español compró Bancomer a través de una inversión de 1,200 millones de dólares. En el 2011, BBVA Bancomer ganó 1,741 millones de euros, equivalentes a casi 2,300 millones de dólares.

En estas cifras hay quienes ven el pretexto para entonar consignas nacionalistas, se están llevando la plata de nuevo , gritan. La pasión no debe cegarnos: el hecho irrefutable es que BBVA llegó a México en el mejor momento posible para comprar. Se encontró condiciones inmejorables para hacer negocios y las ha aprovechado a plenitud porque ha tenido estrategia. Ningún grupo financiero extranjero ha apostado tan fuerte por el crecimiento en México.

Su expansión ha sido orgánica pero también incluye varias adquisiciones. BBVA Bancomer es el resultado de la fusión exitosa de muchas instituciones; entre ellas, los bancos del Oriente, Mercantil Probursa, Cremi y Promex, además de Hipotecaria Nacional, una sofol que los convirtió en los líderes de los créditos hipotecarios.

México seguirá creciendo en importancia para BBVA, mientras que España verá reducir su participación. No se necesita una bola de cristal para verlo. México rebasó en el 2009 a España por el tamaño total de su economía y ahora es 7% mayor. La brecha seguirá creciendo, porque la península ibérica tendrá crecimiento nulo en los próximos dos años.

BBVA se está achicando en España para capear el temporal, por ello tuvieron una caída de 39% en las utilidades en el 2011. En igual periodo, BBVA Bancomer sumó 2.1 millones de clientes, incorporó 15,000 corresponsales y aumentó 9% su cartera vigente.

¿Qué tanto podrá mantener este grupo su crecimiento en México? La respuesta es complicada: en la medida en que entran en juego muchas variables. No sabemos de qué tamaño será el crecimiento económico, cómo se moverán los competidores ni qué pasará con el marco regulatorio. Las autoridades están enfocadas en reducir los riesgos de contagio por la crisis europea más que en estimular el crecimiento. Es más que posible que veamos una moderación de la expansión del negocio bancario.

En cuanto a la competencia, es claro que el mercado mexicano es muy atractivo para grupos nacionales y foráneos. El año pasado destacó la fusión Banorte-Ixe y el nacimiento de un puñado de bancos de nicho. Comenzamos el segundo mes del 2012 con el anuncio de que el Banco Tokyo-Mitsubishi multiplicará por cuatro su capital en México para incrementar sus operaciones, de cara a una expansión del comercio entre nuestro país y Asia.

Estamos viviendo el principio de una era. México crece en importancia a los ojos del mundo. ¿Seremos capaces de aprovechar las oportunidades o dejaremos que sean otros los que hagan la siembra y se lleven la cosecha?

[email protected]