Para consolidar su proyecto de la Cuarta Transformación, el presidente requiere que la educación adoctrine masivamente a los jóvenes con su ideología. Ante su frustración de que la UNAM no lo secunda en esa vil intención, decidió un embate frontal en su contra. Pero ahora si se equivocó de enemigo y sus comentarios han sido ampliamente reprobados. Esta es una batalla de perder-perder para el presidente. Entonces, ¿por qué persistió con esos ataques?

Algunos han dicho con razón que es uno de sus clásicos distractores. Por otro lado, quizá fue un desfogue para verter su frustración de no poder imponer lo que fallidamente intentó Lombardo Toledano en 1933 de implantar la educación socialista en la UNAM.

El modelo educativo de López Obrador está representado por el sistema de las Universidades para el Bienestar Benito Juárez (UBBJ) totalmente gratuitas. Para entenderlas, hay que consultar www.ubbj.gob.mx para percatarse de la farsa que son y de su verdadera intención que persiguen. Su estatuto indica que las UBBJ son una propuesta educativa de inclusión para aquellos a quienes se ha negado el acceso a una institución de educación superior. Es decir, para cualquiera, irrestricto de su capacidad para estudiar una carrera universitaria y expresamente no hay examen de admisión. O sea, las UBBJ perpetúan la precarización de la educación. Son un engaño, pues ilusionan a los estudiantes con una pseudo carrera profesional, pero la verdadera intención como lo mencionan es “aspirar a que se comprometan con una transformación profunda de nuestra sociedad”. Suena a ideología de 4T ¿verdad?

Las UBBJ no son campus universitarios con todo el equipamiento que ello requiere. Son “sedes universitarias” en localidades apartadas y marginadas, y las clases se imparten en salones de escuelas, de casas de la cultura o de instalaciones de presidencias municipales de dudosa idoneidad para impartir clases universitarias. Se listan unas 140 sedes donde se ofrece una licenciatura por sede. Hay casi 40 carreras registradas y a marzo se tenían inscritos cerca de 28 mil alumnos y más de 600 docentes. En el apartado en la página de “cuerpo docente”, no aparece ni uno sólo. ¿Usted conoce a alguien que sea maestro de estas UBBJ?

Como ejemplo consulté la sede Álvaro Obregón en la Ciudad de México. No se indica la dirección y ofrece la licenciatura en Estudios Sociales con 145 alumnos. Viene el plan de estudios que es un champurrado de temas donde el adoctrinamiento pro 4T es evidente. Algunas de las imaginativas materias son: “La exclusión social como territorio ocupado por la violencia”, “Estrategias de sobrevivencia, narcotráfico y poder”, “Violencias urbanas y rurales”, “Desigualdad y exclusión social”, “Despojo ambiental y violencia”, “Investigación de acción participativa” y la joya de la corona, “Fundamentos del Estado del Bienestar”. Una perla de plan de estudios.

Así que el objetivo de las UBBJ, en una tradición socialista ya obsoleta, es formar cuadros adoctrinados para esparcir el evangelio de la 4T. Las Universidades para el Bienestar Benito Juárez prometen una carrera profesional, pero terminan produciendo a enajenados Siervos de la Nación.

Twitter: @frubli

Federico Rubli Kaiser

Economista

Revista IMEF

Economista egresado del ITAM. Cuenta con Maestría y estudios de doctorado en teoría y política monetaria, y finanzas y comercio internacionales. Columnista de El Economista. Ha sido asesor de la Junta de Gobierno del Banxico, Director de Vinculación Institucional, Director de Relaciones Externas y Coordinador de la Oficina del Gobernador, Gerente de Relaciones Externas, Gerente de Análisis Macrofinanciero, Subgerente de Análisis Macroeconómico, Subgerente de Economía Internacional y Analista.

Lee más de este autor