Opinión

Lectura 4:00 min

Toman medidas

Avatar de Redacción

Por Redacción

Ante la emergencia por los efectos del coronavirus (Covid-19), Grupo Palacio de Hierro informó que está monitoreando el desarrollo de dicha situación y ha tomado una serie de medidas con el fin de procurar la seguridad de sus colaboradores y visitantes en todas sus tiendas.

Estas acciones comprenden protocolos de higiene y salud de sus colaboradores; dispensores de gel antibacterial en las entradas de las tiendas y los puntos de cobro; mayor control en el monitoreo, y mantenimiento continuo a los sistemas de ventilación, con un especial énfasis en la limpieza y desinfección de todas las áreas.

Con estas medidas El Palacio de Hierro busca ofrecer un espacio más seguro, afirmó, así como que continuarán abiertas sus tiendas.

En la provincia china de Jiangsu, donde las cadenas de suministro han sido muy afectadas por el brote del coronavirus, un proveedor de automóviles ya ha cambiado la producción de piezas para Mazda Motor Corp a 13,000 kilómetros de distancia, al estado de Guanajuato.

La apuesta por mantener las líneas de producción andando tiene un alto costo para la industria automotriz de Japón, ya presionada por una esperada desaceleración en la demanda en mercados como Estados Unidos, China y Japón, a medida que la crisis del coronavirus se profundiza.

Para hacer frente a la escasez de producción de un componente usado en el acabado exterior de los modelos Mazda3 y CX-30, el proveedor aumentó en 50% la producción de la pieza en su planta de México, transfiriendo los productos a la línea de ensamblaje de Mazda en Japón. La medida le ha costado a Mazda más de 5 millones de dólares.

Una portavoz de Mazda dijo que la compañía está “evaluando varias contramedidas para una recuperación rápida mientras minimiza el impacto en la producción”.

Aunque México proporcionó una solución para el proveedor de Mazda, el país se está preparando para una crisis de suministros, con funcionarios advirtiendo que las interrupciones en los envíos de piezas desde China podrían asestar un golpe a su propia industria de fabricación de automóviles.

Muchos proveedores japoneses también fabrican en Estados Unidos, Europa y Asia.

Mazda, uno de los fabricantes de automóviles más pequeños de Japón, está detrás de Toyota Motor Corp y Nissan Motor Co en capacidad de ventas y producción.

Los volúmenes relativamente bajos y el diseño estandarizado también le dan a Mazda y a sus proveedores más flexibilidad al considerar las opciones para la producción por turnos, dijo una fuente de Mazda.

Sin embargo, los fabricantes de automóviles más grandes, que requieren un mayor volumen de piezas y generalmente usan una variedad más amplia de componentes en sus modelos, pueden encontrarse con menos opciones.

Medicamentos usados para la artritis se están probando como tratamientos para personas que han contraído el coronavirus, en momentos en que empresas e investigadores buscan formas rápidas de ayudar a los pacientes y disminuir la infección.

Sanofi y Regeneron Pharmaceuticals dijeron el lunes que habían comenzado un ensayo clínico de su medicamento contra la artritis reumatoide Kevzara como tratamiento para el coronavirus.

En España, se estudia una combinación de dos medicamentos que puedan ralentizar la propagación del coronavirus entre los humanos.

Las inscripciones para el ensayo de Kevzara, una proteína contra las infecciones conocida como anticuerpo monoclonal, comenzarán de inmediato y se evaluarán hasta 400 pacientes, dijeron Sanofi y Regeneron en un comunicado conjunto.

Investigadores en Barcelona dijeron el lunes que administrarían un medicamento usado para tratar el VIH, que contiene darunavir y cobicistat, a una persona infectada con coronavirus. Los contactos cercanos del paciente recibirían hidroxicloroquina, un medicamento para la malaria y las afecciones reumatoides, como la artritis.

Los pacientes con coronavirus pueden infectar a entre 5 y 15% de las personas con las que entran en contacto durante 14 días después de comenzar a mostrar síntomas. El objetivo del ensayo es bajar el tiempo a menos de 14 días y también reducir el porcentaje de contactos infectados. Los investigadores planean analizar los resultados en 21 días.

Un aminoácido llamado fenilalanina presente en alimentos de origen vegetal y animal como la carne y la soya podría estar relacionado con enfermedades cardiovasculares como el ataque cardíaco y el accidente cerebrovascular. Investigadores del centro médico estadounidense Cleveland Clinic identificaron que la fenilalanina, al ser descompuesta por los microbios intestinales, produce un subgrupo llamado fenilacetilglutamina, que aparece en la sangre y contribuye a estas enfermedades del corazón.

Para el estudio, publicado en la revista Cell, los científicos analizaron muestras de más de 5,000 pacientes durante tres años. Descubrieron que los niveles elevados de fenilacetilglutamina provocaban eventos cardíacos en el futuro.

Conéctate con nosotros.

Recibe nuestro newsletter diario con los contenidos destacados.

Al suscribirte, aceptas nuestras políticas de privacidad.