Ya cuando Hugo López-Gatell sale a decir que hay un preocupante rebrote de la pandemia de Covid-19 en México, es porque algo serio debe estar pasando. Sobre todo, cuando él ha sido el campeón de los malabares para esconder el pésimo manejo que ha tenido el gobierno federal de esta enfermedad en nuestro territorio.

Pero de nada sirve ese repentino arranque de honestidad por parte del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, cuando el jefe de su jefe y líder máximo de la 4T, el presidente Andrés Manuel López Obrador, sale inmediatamente a contradecirlo.

Dice López Obrador que siguen los resultados favorables, que vamos saliendo de la pandemia, que vienen más semáforos verdes y que no hay un rebrote de la Covid-19 en México.

Es en esto último donde tiene toda la razón el Presidente. No hay rebrote porque nunca se fue la primera ola. Las muertes y los contagios se mantienen sin tregua desde el primer trimestre.

La prestidigitación oficial ha incluido pocas pruebas de detección de la enfermedad, subestimación de contagios y de muertes, discursos mañosos de curvas aplanadas y mesetas, y una alta dosis de soberbia para tratar a los demás con desprecio por parte de López-Gatell.

Entonces, si la negación de la realidad llega desde un titular del ejecutivo, que tiene la última palabra en su gobierno, no podemos esperar ningún cambio en las estrategias en materia de salud.

Y para la economía la advertencia es también muy seria. El secretario de Hacienda, Arturo Herrera, ha tenido mucha claridad sobre las consecuencias en el desempeño económico de la pandemia y de la falta de medidas sanitarias adecuadas. Lo que le falla, es que no tiene la atención de su jefe para ser escuchado.

Y no son complicados cálculos econométricos los que hacen en Hacienda. Es tan simple como que, si hay rebrote de la Covid-19, se mantendrá más tiempo la recesión. Y si hay vacuna, se puede aspirar a la recuperación.

Lo que sí deberían calcular muy bien, es el impacto social de que se mantenga un estado depresivo en la economía sin el respaldo necesario para millones de personas que han perdido sus ingresos por la pandemia.

Porque el propio Presidente lo acepta en sus cuentas de empleo. Asegura López Obrador que, hasta este punto, cuando faltan poco más de dos meses para acabar el año, se han recuperado 320,000 empleos formales.

Si de acuerdo con los propios registros oficiales del Instituto Mexicano del Seguro Social, durante el segundo trimestre del año se perdieron hasta 1 millón 100,000 plazas laborales formales registradas, eso implica que hoy existen 780,000 personas, y sus familias, que tienen al menos cinco meses sin ingresos y sin ningún respaldo gubernamental.

Un rebrote, o un aumento de casos en el brote inicial, implica más personas contagiadas y más decesos. Significa que aun en el intento de mantener la mayor cantidad de actividades económicas en funcionamiento, no se puede salir pronto de la depresión económica actual.

Y una negación de la realidad desde la máxima cúpula del poder, es lo que menos necesitamos para enfrentar esta pesadilla de la Covid-19.

Sin tregua

Vamos bien

Dice López Obrador que siguen los resultados favorables, que vamos saliendo de la pandemia, que vienen más semáforos verdes.

Rebrote no es

No hay rebrote porque nunca se fue la primera ola. Las muertes y los contagios se mantienen sin tregua desde el primer trimestre.

Mercado laboral avanza

Asegura López Obrador que, hasta este punto, con poco más de dos meses para acabar el año, que se han recuperado 320,000 empleos formales.

Insuficientes

De acuerdo con el IMSS, en el segundo trimestre se perdieron hasta 1.1 millones de plazas formales. Asi hoy deben de existir 780,000 personas sin ingresos.

Enrique Campos Suárez

Conductor de Noticieros Televisa

La Gran Depresión

Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Nacional Autónoma de México, con especialidad en finanzas por el Instituto Tecnológico Autónomo de México y maestro en Periodismo por la Universidad Anáhuac.

Su trayectoria profesional ha estado dedicada a diferentes medios. Actualmente es columnista del diario El Economista y conductor de noticieros en Televisa. Es titular del espacio noticioso de las 14 horas en Foro TV.

Es un especialista en temas económico-financieros con más de 25 años de experiencia como comentarista y conductor en radio y televisión. Ha formado parte de empresas como Radio Programas de México, donde participó en la radio empresarial VIP. También formó parte del equipo directivo y de talento de Radio Fórmula.