La Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica (IFOAM, por su sigla en inglés) publicó recientemente sus Normas para la Producción y Procesamiento Orgánico versión 2012. Las normas base para el Sistema de Garantía Orgánica están compuestas por tres documentos; Objetivos Comunes y Requisitos de Estándares Orgánicos ; Estándares de IFOAM para la Producción y Procesamiento Orgánico , y Requisitos de Acreditación para los Cuerpos de Certificación de la Producción y Procesamiento Orgánico .

Los objetivos comunes y requisitos de estándares orgánicos tienen el propósito de servir como patrón para evaluar la equivalencia de los estándares que tienen establecidos los gobiernos de países, sus agencias gubernamentales o cualquier otra agencia de certificación privada.

Así, buscan facilitar la armonización y reconocimiento de estándares entre países y agencias gubernamentales para la certificación, repercutiendo esto en bajar los costos del proceso certificador, al contar con agencias certificadoras locales acreditadas y reconocidas internacionalmente.

Por su parte, el Sistema de Garantía Orgánica del IFOAM provee herramientas para el reconocimiento de los estándares y los sistemas de verificación, con el fin de asegurar la integridad e identidad de los productos orgánicos en los mercados.

Lo anterior, facilita el comercio de productos orgánicos entre operadores certificados por diferentes agencias (de certificación) participantes.

De esta manera, el Sistema de Garantía Orgánica del IFOAM además de respaldar la integridad de los productos orgánicos, también ayuda a eliminar las barreras técnicas del comercio orgánico y facilita el acceso a los mercados, especialmente de los pequeños productores.

Finalmente, las Normas para la Producción y Procesamiento Orgánico buscan eliminar obstáculos preexistentes, al incluir lineamientos del Codex Alimentarius, el Código de Buenas Prácticas para la Estandarización emanadas de normas ISO, el Código de Buenas Prácticas para el Establecimiento de Estándares Sociales y Ambientales, y los Acuerdos sobre Barreras Técnicas para el Comercio de la Organización Mundial del Comercio.

En resumen, las nuevas normas IFOAM además de la sostenibilidad ambiental de la producción orgánica, también consideran factores de justicia social y la eliminación de barreras del comercio internacional.

Todo lo anterior impactará positivamente a nuestro país, considerando que México ocupa el tercer lugar mundial por número de productores certificados orgánicos con 128,862, sólo después de India y Uganda, que tienen 400,551 y 188,625, respectivamente.

Además, ocupa el primer lugar en la producción y exportación de café orgánico, seguido por Perú y Etiopía. Adicionalmente, los gobiernos en los estados de Chiapas, Oaxaca, Puebla y Veracruz tienen iniciativas de fomento a la producción orgánica y sus reglamentos podrán ser acreditados internacionalmente, bajando los costos por la certificación y abriendo mercados a sus productores.?

*Mario Alberto Lamas Nolasco es especialista de la Subdirección de Evaluación Sectorial. La opinión es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA. ?malamas@fira.gob.mx