Una manera de cautivar al mercado y atraer capitales consiste en asignar recursos para incrementar la diversidad de productos intensivos en conocimiento

La conceptualización e instrumentación de las políticas públicas son etapas fundamentales para definir la asignación de recursos en una economía, en donde su importancia se acentúa en un contexto de mayor integración entre los mercados financieros internacionales.

En los últimos años, el desarrollo de los mercados financieros en términos de profundidad y eficiencia ha contribuido a que sea posible obtener mayor información sobre los activos a través de sus precios. Esto permite dotar de certidumbre y flexibilidad en la toma de decisión a todos los participantes del sistema financiero. Asimismo, coadyuva a mejorar la eficiencia del mercado al identificar activos que no se encuentren valuados de manera correcta.

Las intervenciones gubernamentales por medio de políticas públicas pueden generar desequilibrios de mercado que se traducen en sub o sobrevaluaciones de los activos financieros, lo cual detona la ejecución de estrategias de arbitraje con la finalidad de aprovechar el diferencial de precios para obtener un beneficio económico.

En mercados perfectamente eficientes, la corrección en las valuaciones de activos financieros tiende a darse de manera inmediata por los participantes del mismo. No obstante, en caso de que existan intervenciones gubernamentales que generen desviaciones significativas de los equilibrios de mercado, los arbitrajistas, como se les conoce —en términos económicos— a las personas que ejecutan el arbitraje, tomarán ventaja de estas acciones buscando maximizar sus ganancias (véase el caso de Quantum Fund, 1992).

En estos casos, es posible experimentar transferencias de la sociedad hacia los arbitrajistas cuando las asignaciones de capital son ineficientes. Los costos implícitos de estas transferencias se traducen en mayores tasas impositivas en el corto o mediano plazo, así como menores estándares del nivel de vida como consecuencia de la reasignación de recursos hacía actividades que no impulsen la productividad y el crecimiento económico sostenido. En resumen, es posible extraer señales sobre la percepción del mercado sobre la correcta asignación de recursos públicos a través de los precios de los activos financieros más representativos de una economía.

Es por ello que resulta conveniente enunciar una serie de propuestas para las agendas públicas con el objetivo de mitigar los choques externos que pueden ocasionar desequilibrios en el corto plazo, derivados de la desaceleración global que se pronostica para los próximos años.

En primera instancia, las políticas económicas deben focalizarse en incrementar el rendimiento ajustado por riesgo. Para ello, se debe impulsar la inversión en infraestructura que permita dinamizar el mercado interno y disminuir los costos de transacción en toda la cadena de suministro, ya que esto último permite disminuir los precios al consumidor final. En la misma línea, las inversiones robustas permiten absorber las presiones de demanda derivadas de un mayor crecimiento económico. Además, se debe priorizar la disminución de la percepción de riesgo soberano, mediante acciones predecibles que permitan eliminar las asimetrías de información y protejan los derechos de propiedad.

Por último, en los meses recientes para el caso de México, los mercados financieros han decidido tomar posiciones de estrategias relativas con la mayor economía de Latinoamérica: Brasil. Los arbitrajistas estarán atentos a las políticas públicas que se implementen en nuestra economía para llevar a cabo los objetivos planteados en el Plan Nacional de Desarrollo, así como en la propuesta de reforma al sistema de pensiones en Brasil. Una manera de cautivar al mercado y atraer capitales consiste en asignar recursos para incrementar la diversidad de productos intensivos en conocimiento, es decir, incrementar la complejidad económica. De esta manera, los inversionistas estarán constantemente comprando México.

El autor es fixed income portfolio manager en BBVA Asset Management.

[email protected]