Por su parte, la producción mundial de productos pesqueros sigue creciendo a un ritmo mayor que la población, destacando la acuicultura como uno de los sectores de producción de alimentos en rápido crecimiento.

En el 2013, la acuicultura proporcionó 51% de los productos pesqueros destinados a la alimentación humana.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por su sigla en inglés) se prevé que esta proporción aumente en 62 % para el 2030, debido a la estabilización del rendimiento de la captura y al aumento en la demanda de alimentos.

El consumo per cápita promedio anual de pescados y mariscos en el mundo es de 18.9 kg, destacando países como Japón con 55 kg, España con 43 kg, incluso Perú con 22 kg; mientras que en México alcanzamos los 12 kg.

Esto constituye una oportunidad, dado que cada kilogramo de incremento per cápita en el consumo de productos pesqueros y acuícolas en México implica producir alrededor de 120,000 toneladas adicionales de productos.

En México durante el año 2013 se consumieron 130,200 toneladas de camarón, esto es, 1.1 kg per cápita; en contraste en el 2008 alcanzamos un consumo de 163,400 toneladas de camarón con 1.53 kg per cápita.

En el 2013 la producción de camarón fue de 115,000 toneladas en peso desembarcado; ese año se exportaron 20,000 toneladas del crustáceo, con un valor de 274.7 millones de dólares, e importamos 35,000 toneladas por 220.1 millones de dólares.

En este orden de ideas, para poder abastecer la demanda de camarón en el consumo interno a los niveles del 2008 con 125.4 millones de mexicanos, necesitaríamos contar con una oferta de 191,000 toneladas anuales.

Adicionalmente a la gran oportunidad que representa el mercado del camarón en México, existe la demanda de este producto en EU, con un mercado que en el 2015 importó 587,000 toneladas, lo que representa un valor de 5,456 millones de dólares y en el cual México sólo participa con 5.9%, a pesar de las ventajas de ser México de los principales socios comerciales, su cercanía geográfica, además del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica.

En el 2015 se incrementaron las exportaciones de camarón mexicano a EU con 28,000 toneladas, cifra superior en 38.3% a las 20,200 toneladas del 2014; por valor, en el 2015 se exportaron 320.9 millones de dólares, lo que fue 6.5% mayor a los 301.3 millones de dólares del 2014.

El día de mañana comentaré algunas de las oportunidades de negocio para abastecer esta demanda en el mercado de camarón en México y en Estados Unidos.

*Martín Téllez Castañeda es especialista de la Subdirección de Pesca, Forestal y Medio Ambiente en FIRA.

[email protected]