Cuando lo supe, imaginé que era una ocurrencia de Diego Fernández de Cevallos como la vez que dio la noticia falsa de la muerte de Juan Pablo II -hasta pidió un minuto de silencio-. Pero no, la abdicación de Benedicto XVI al pontificado de la Iglesia Católica es algo tan real como los hijos del padre Marcial Maciel, tan auténtico como las intrigas a las que Joseph Ratzinger se enfrentó en la sede apostólica.

La noticia corrió como reguero de pólvora -como gas metano en Pemex, para decirlo de manera actual y evitar el lugar común-: El Papa Joseph Ratzinger, Benedicto XVI, anunció oficialmente su renuncia a continuar conduciendo la barca de Pedro. Embarcación que cada vez tiene más lastre por la inmoralidad al interior de la Iglesia Católica, las presiones de la modernidad ante la obsolescencia de la doctrina y métodos del catolicismo y hasta el turbio manejo económico en el Vaticano.

Oficialmente, la dimisión del Papa obedece a su edad avanzada y, según comentó Federico Lombardi, vocero de la Santa Sede, la medida tomó por sorpresa aun a las personalidades más cercanas a Su Santidad. El portavoz enfatizó que Ratzinger tomó la decisión en pleno uso de sus facultades mentales y recordó que la renuncia de un Pontífice está contemplada en el Código de Derecho Canónico.

La renuncia de Benedicto XVI es insólita, pero no es la primera vez que un Papa dimite. El último en hacerlo fue Gregorio XII en 1415 -hace 598 años- y el penúltimo Celestino V en 1295 -hace 718-. Éste jerarca de la Iglesia, más tarde canonizado por un Papa amigo, así se estilaba -San Celestino se celebra el 19 de mayo-, sólo duró cinco meses como Pontífice, lo sustituyó Bonifacio VIII, que lo persiguió y encarceló hasta su muerte. (La de Celestino, no la de Bonifacio)

Respecto de Gregorio XII, no me hagan mucho caso, pero según Wikipedia -herramienta cibernética gracias a la cual los ignorantes y burros podemos presumir de estudiosos- duró en el pontificado nueve años y fue el cuarto Papa del periodo dominado por el Cisma de Occidente que se caracterizó por tener, al mismo tiempo, primero dos Papas, el susodicho Gregorio XII y otro que por coincidencia se llamó Benedicto XIII, considerado el antipapa, originario del Reino de Aragón con el nombre de Pedro Martínez de Luna y olé, razón por la que fue más conocido como el Papa Luna. Éste, a la manera de Hugo Chávez, no renunció al papado a pesar de sólo ser reconocido por los reinos de Castilla, Aragón, Sicilia y Escocia. Fue entonces que llegaron a haber tres papas. A los dos ya aludidos se agregó otro, también considerado antipapa: Juan XXIII -homónimo del que en la segunda mitad del siglo XX fuera llamado el Papa bueno-. Como Gregorio XII tenía vocación de solista y no le gustaban los tríos, abdicó el 29 de mayo de 1415.

Quiniela para la sucesión

Benedicto XVI es el pontífice número 265 de la Iglesia Católica, Obispo de Roma y séptimo Jefe del Estado Vaticano; cumplirá 86 años dentro de dos meses. Su pontificado lo inició el 19 de abril del 2005 y, según anunció en su renuncia, estará al frente del catolicismo hasta las 8 de la noche -hora de Roma- del próximo 28 de febrero, día y hora en que empezará la Sede Vacante, el tiempo que transcurre desde que un Papa fallece o dimite y hasta que el cónclave cardenalicio elige a su sucesor.

Por cierto, Joseph Ratzinger no estará en la Capilla Sixtina durante el Cónclave que elegirá a su sucesor, tampoco estará ningún cardenal mayor de 80 años. (Si esta regla aplicara en la CTM, hace tiempo que el Comité Ejecutivo no realizaría reuniones plenarias).

A la manera de quiniela, le daré al lector 10 de los nombres que más suenan para suceder a Benedicto XVI con el fin de que haga sus pronósticos.

  • Peter Turkson, nació en Ghana, tiene 64 años. El principal candidato africano. El Papa negro.
  • Leonardo Sandri, nació en Argentina, tiene 69 años. Sería un Pontífice carismático y sencillito.
  • Joao Braz de Aviz, nació en Brasil, tiene 65 años. Cardenal de izquierda hasta donde se puede.
  • Marc Ouellet, nació en Canadá, tiene 68 años. Es el jefe de la Congregación de Obispos.
  • Gianfranco Ravasi, nació en Italia, tiene 70 años. Ministro de Cultura del Vaticano desde el 2007.
  • Luis Tagle, nació en Filipinas, tiene 55 años. Pertenece a las Brigadas Juveniles del Colegio de Cardenales.
  • Angelo Scola, nació en Italia, tiene 71 años. Arzobispo de Milán.
  • Christoph Schoenborn, nació en Austria, tiene 67 años. Arzobispo de Viena.
  • Timothy Dolan, nació en Estados Unidos, tiene 62 años. Un Papa gringo armaría con AK 47 a los Guardias Suizos.
  • Odilo Pedro Scherer, nació en Brasilia, tiene 63 años. El candidato latinoamericano más fuerte según los especialistas. Provocaría la envidia de Felipe Calderón: Brasil tiene los Juegos Olímpicos, el Mundial de Futbol y a Su Santidad .

Noticomentario

La noticia fue: La ausencia de García Ramírez puede propiciar los empates en el IFE . Mi comentario: La ausencia de Jesús Corona puede propiciar las derrotas en el Tri.