Quizás sólo en los relatos bíblicos encontraremos cómo se derriba a un Gigante con una sola piedra, pero no en el sector de Tecnología e Internet. Sí, me refiero a Microsoft.

Sólo basta con darse una vuelta por Twitter o Facebook y comprobar cómo el odio y el rechazo a Microsoft es latente. Pero también, sólo hace falta echarle un vistazo a las cifras del mercado, para comprobar que del odio al amor, a veces sólo hay unos cuantos números.

Me explico.

- Microsoft sigue siendo una de las empresas más redituables. La razón: es un circo de varias pistas (o divisiones de negocios), o lo que es lo mismo, no tiene todos sus huevos en la misma canasta, así que cuando le fallan las ventas en una (o el prestigio), tiene a las otras para compensar. No puede presumir de lo mismo Google, que obtiene 80% de sus ingresos por la venta de publicidad en su buscador, pese a la infinita gama de servicios y productos que tiene, o el mismo Apple, cuyo negocio se centra en la venta de hardware y la popularidad de su CEO.

División de Microsoft Productos Ingresos generados % del total
Windows Toda la gama Windows 18,491 29.5%
Servidores Software de almacenamiento 14,886 23.8%
Servicios Online Bing, Hotmail, MSN y publicidad online 2,199 3.5%
Business Office, y aplicaciones ERP y CRM 18,642 29.8%
Entretenimiento Xbox, Windows Phone y hardware 8,056 12.8%
  Cifras millones de dólares    
  Fuente: Reporte fiscal 2010  

Ingresos 2010 (millones de dólares)  
IBM 99,870  
Microsoft 62,484  
Apple 65,225 (ventas)
Nokia 61,159  
Google 29,321

- Sus productos siguen siendo los más usados pese a las críticas. Por ejemplo: 80% de los usuarios de computadoras usan su suite de Office, sí, hasta los usuarios de Mac. Su navegador, el Internet Explorer, ha logrado retener 70% del mercado pese a la popularidad de otras opciones como el Firefox de Mozilla y el Chrome de Google. Incluso, su consola de videojuegos Xbox, tiene la mayor parte del sector y seguramente crecerá más este año, ante el desprestigio de PlayStation de Sony (por los recientes hackeos a su red)

- Las críticas también le han hecho poderoso. Es la quinta marca más valiosa del mundo, cuyo valor oscila 78,243 millones de dólares, por arriba de firmas como HP, Nokia, y hasta Twitter y Facebook.

¿Cómo ha logrado todo esto, si todos parecen estarle comiendo el mandado?

Microsoft no ha logrado que su buscador Bing sea competencia real para Google (a nivel mundial, tenga 10% de las búsquedas en Internet, pero no más); tampoco se ha logrado colar al boom de las Tablets; y la apuesta por Windows Phone, su sistema operativo para celulares, parece estar avanzando lento

La respuesta a todo ello son sólo dos palabras: ¡Alianzas poderosas! Justamente la misma receta con la que logró hacerse poderosa en los años 90 ( cómo olvidar su relación con Intel, por ejemplo, para acaparar el mercado de PCs).

Algunos le llaman simples patadas de ahogado . En lo personal, no puedo dejar de recordar cómo todavía hace 10 años, Microsoft era aclamada, famosa y muy carismática, en buena medida por la presencia de Bill Gates. Sí, como ahora sucede con Apple. Y sí, cuando hacía las mismas estrategias que ahora está volviendo a aplicar.

¿De qué alianzas se trata? Sólo las más recientes, para que no les pierda la pista:

  • Se asoció con el buscador de Yahoo! en diciembre del 2009. Esto ya provocó que obtuviera 30% del mercado de búsquedas online en Internet, en Estados Unidos.
  • Se volvió accionista de Facebook (posee 1%) lo que le permite ser el proveedor exclusivo de publicidad en dicha red social.
  • Creó una alianza con Nokia, para incluir en los teléfonos de esta marca finlandesa su sistema operativo Windows Phone.
  • Con una alianza con RIM, logró que su buscador Bing fuera la opción predeterminada en los celulares de Blackberry.
  • Y lo más reciente: habilitará todos sus servicios de Internet como Hotmail, Xbox Live, Office y Outlook, con la plataforma de Skype, gracias a la reciente compra anunciada.

Y antes de que se me malinterprete y que les rechinen los dientes a los fans de otras marcas, aclaro que mi intensión no es defender lo indefendible: Microsoft ha logrado muy buena parte de su poder, como muchas otras marcas hoy también poderosas, con prácticas monopólicas, compras y alianzas desleales y sí, hasta con desprestigio, que le siguen haciendo una marca popular y redituable (el que no haya oído hablar nunca de Microsoft o Bill Gates, ¡¡¡qué levante la mano!!!).

¿No será que se le ha subestimado demasiado? ¿O cuántos David se necesitarán para derribar a este Goliat de numerosas cabezas?