Cuando se piensa en la NBA en México, lo primero que viene a la mente son los NBA México Games, los partidos de temporada regular que se celebran desde un primer partido en 1997, y por las últimas seis campañas regulares consecutivas en la Arena Ciudad de México.

El enfoque es justificado porque la NBA moviliza centenares de su personal altamente especializado para que el partido en México sea idéntico al que se pueda disfrutar en cualquier otro estadio en el resto de Norteamérica. El uso de ese personal es preciado y en gran demanda alrededor del planeta, sin embargo, la NBA muestra su compromiso e interés en México colocando 12 de sus últimos 16 partidos de temporada regular fuera de los pabellones de sus 30 equipos en la Arena Ciudad de México.

Beijing, Londres, París y Tokío no están ni remotamente cerca de Ciudad de México en la lista de número de partidos de temporada regular jugados en sus urbes.

El COVID-19 altera todo y la NBA en estos momentos coloca todo su enfoque, mollero empresarial y logístico a concluir su temporada 2019-20 en el campus en Orlando. Los jugadores y propietarios entienden que hay que coronar un campeón con rigurosidad, y buscar la manera de competir y desarrollar el baloncesto, aún ante los desafíos planteados por la pandemia.

La decisión acerca de los NBA Global Games (y por ende sus NBA México Games) en la próxima temporada 2020-21 no se ha tomado por la NBA. Sabemos que en la era de esta pandemia cuya dinámica y requisitos apenas comenzamos a entender, mucho puede pasar en poco tiempo. La experiencia de Orlando será rica en aprendizaje para la NBA.

El observador podría pensar que NBA Mexico Games son como las olas que cautivan a los que están en la superficie; son sumamente atractivas, pero al mismo tiempo esconden lo que sucede en todo un océano bajo ellas. La NBA a través de su oficina en CDMX lleva años desarrollando e implementando programas que convierten a México en uno de los países más mimados por la NBA sin ser sede de una de sus franquicias.

Mediáticamente, la cobertura por televisión abierta y paga, penetra el país. Un total de 58 millones de mexicanos (uno de cada dos con acceso a televisión) disfrutaron de programación de la NBA durante la temporada 2018-19, según la NBA. NBA League Pass sigue creciendo, con más partidos disponibles con narración y comentarios en español.

La NBA recientemente anunció una alianza con Microsoft para crear una nueva plataforma directa al consumidor, que incluirá NBA League Pass. Esta nueva plataforma usará aprendizaje automático e inteligencia artificial para generar transmisiones de vanguardia. Las transmisiones contarán con audios y videos alternativos, elementos de juego, y funciones de chats que cada aficionado puede adaptar a sus preferencias.

La NBA abre su tienda de mercancía oficial en la Ciudad de México y también la versión online para alcanzar todo México, y sigue construyendo una base para su programa de Jr. NBA, que desemboca en campeonato mundial con la participación de jugadoras y jugadores de México.

Quizá la muestra más sutil del interés y compromiso con México que siente la NBA es basar una de sus seis academias alrededor del mundo en la CDMX. Ahí, preparan a jóvenes a competir a nivel profesional y celebraron uno de solo tres Programas Femeniles de Academias de la NBA llevados a cabo alrededor del mundo.

El resultado cumulativo de estos esfuerzos y exposición mediática es activar un país. En México se juega mucho baloncesto, tanto femenil como varonil, tanto en las ciudades como en regiones rurales donde es el deporte favorito de muchas comunidades indígenas. Cada día se acorta la distancia entre México, su talento deportivo, sus aficionados, y la NBA.

Twitter: @AlvaroNBAMartin

Cronista de partidos de NBA y NFL por casi 30 años. Autor de @RitmoNBA y @RitmoNFL