La semana pasada fue, sin lugar a dudas, la semana de los acuerdos comerciales, como la fase 1 del acuerdo entre China y Estados Unidos y el T-MEC, entre México, Canadá y la Unión Americana

Sin duda alguna, la semana pasada fue la semana de los acuerdos comerciales, primero, la firma de la fase 1 del acuerdo comercial entre las dos economías más grandes del planeta, Estados Unidos y China, que viene finalmente a distender la guerra comercial que se prolongó por más de un año entre las dos superpotencias y que hizo que los analistas y diversos organismos financieros y calificadoras recortaran de manera agresiva sus perspectivas de crecimiento económico a nivel global, y luego, la ratificación por parte del Senado norteamericano del T-MEC que viene a sustituir al TLCAN, tras varios meses de negociaciones, haciendo que los mercados simplemente se tiraran a la fiesta.

En el caso del acuerdo fase 1 entre Estados Unidos y China, se incluye el compromiso de que China adquiera 200,000 millones de dólares de productos norteamericanos en un plazo de dos años, dentro de los cuales, 50,000 millones de dólares se destinarían a la compra de productos agropecuarios. Lo interesante es que el miércoles que se firmó el acuerdo, los precios de los productos agropecuarios que se cotizan en la Bolsa de Futuros de Chicago no tuvieron gran variación en su cotización, contrario a lo que se esperaba, y el jueves vimos productos como el maíz desplomarse en su cotización, para el viernes recuperar parte de las pérdidas del día anterior. Volatilidad pura que dejó desconcertados a los participantes del mercado y que deja en claro que no necesariamente el acuerdo de esta fase 1 traerá estabilidad al mercado de commodities.

Adicionalmente, el acuerdo incluye disposiciones para dar acceso a los servicios financieros por otros 50,000 millones de dólares, se establecen fuertes protecciones a la propiedad industrial de Estados Unidos y fuertes reglas en temas de devaluación de monedas, donde Estados Unidos ha venido acusando a China de manipular su moneda a fin de hacer competitivas sus exportaciones.

A pesar de los logros alcanzados en esta fase 1, el presidente Trump informó en la firma del acuerdo que Estados Unidos no levantará los aranceles a China impuestos a lo largo de la disputa comercial, en tanto no se concluya la fase 2 de 2 del presente acuerdo, la cual iniciaría negociaciones en breve.

Los mercados estarán atentos al inicio del inicio de negociaciones de la fase 2 para determinar en definitiva la acción de precios en los mismos, y sin duda, se darán a la tarea de conocer a detalle el contenido de la fase 1 que se firmó la semana pasada para determinar el impacto real que tendrá en los mismos.

En el caso de México, la ratificación del T-MEC por parte del Senado estadounidense es una buena noticia, ya que se llegó a especular la posibilidad de que no se firmaría hasta después de las elecciones presidenciales a celebrarse en Estados Unidos a finales de este año, y donde se enfrentaba un Congreso dividido por demócratas y republicanos que finalmente lograron ponerse de acuerdo en reglas que buscaron homologar la competitividad laboral de los tres países.

Falta la firma del presidente Trump y la aprobación del Parlamento canadiense para que el T-MEC pueda entrar en vigor en el primer semestre de este año.

Todo lo anterior generó que los principales indicadores bursátiles tocaran de nueva cuenta niveles máximos históricos donde el Dow Jones acumula una ganancia en este mes de 2.84%, el NASDAQ de 4.64%, el S&P 500 de 3.06% y el IPC de nuestra Bolsa, 5.23%, el cual es muy positivo si se considera que a lo largo de todo el 2019 tuvo un rendimiento de 4.56 por ciento.

Por su parte, el peso frente al dólar también festejó al alcanzar niveles de 18.70 al cierre del viernes, lo que representa una apreciación de casi 1% en lo que va del año.

A pesar de lo anterior, cabe destacar que aún quedan muchos asuntos por resolver en los mercados, que no les quepa duda, generarán volatilidad en los mercados.

Curiosamente, la fuerte apreciación que hemos visto del peso afecta a los exportadores mexicanos en sus ingresos. ¿Ya tomaron coberturas?

www.gamaa.com.mx

[email protected]