Grupo AeroMéxico, que lleva Andrés Conesa, aumentará el salario a sus sobrecargos afiliados a la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación de México (ASSA), como parte de los acuerdos a los que llegaron en enero para modificar sus contratos laborales y permitir a la compañía acceder al financiamiento que forma parte de la reestructura que inició en Estados Unidos.

El incremento de 1.9% aplicará a partir del 1 de junio y tendrá incidencia directa en prestaciones como fondo de ahorro, aguinaldo, horas extra, entre otros.

A finales de enero, y a pocas horas de cumplirse la fecha límite, AeroMéxico alcanzó acuerdos con ASSA y la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA) para modificar sus contratos colectivos de trabajo y otras medidas para apoyar por los próximos cuatro años, entre ellas el congelamiento de salarios.

Con ello, la aerolínea pudo acceder al monto faltante del financiamiento preferencial de 1,000 millones de dólares que acordó con el administrador de fondos de inversiones Apollo Global Management, para garantizar la viabilidad de su negocio en tanto finaliza su reestructura bajo el Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos.

Fibra Uno (Funo), “convertirá” sus centros en galerías para la exhibición de pinturas y esculturas. A lo largo de este año el fideicomiso de inversión en bienes raíces habilitará algunas de las instalaciones de sus centros comerciales en espacios para la cultura; de esta manera, 20 artistas plásticos locales exhibirán su obra en estos inmuebles.

Las exposiciones se distinguen por distintas tendencias como paisajismo y arte abstracto, incluso hay obras con sentido social como la galería “Autismo, A través de mí”, montada en el Centro Comercial Patio Toluca, a cargo de la artista plástica Frida Sofía, originaria de Toluca, cuya visión del arte explora el TEA (Trastorno del Espectro Autista).

Otro espacio cultural se ubica en Mercado Gourmet Parques Polanco, en donde artistas como Isabel Soto, representan pinturas en dibujo y acuarela enfocándose en su pasión por los animales, sobre todo por aquellos amenazados por las actividades del ser humano.

La reapertura de museos en París le dio al multimillonario Francois Pinault la posibilidad de exhibir su vasta colección de arte contemporáneo en la capital francesa, con obras como palomas disecadas, hasta sillas que se derriten lentamente.

El lanzamiento del museo en el edificio de una antigua Bolsa de Comercio de Materias Primas del siglo XIX, a unas cuadras del Louvre, se suspendió dos veces debido a la pandemia de coronavirus después de sufrir contratiempos de planificación previos. El proyecto inicial fue abandonado en 2005.

Pinault, quien hizo su fortuna en el comercio de madera antes de pasar al minorista con el grupo Kering, dirigido por su hijo, se suma al magnate francés de bienes de lujo Bernard Arnault para tratar de dejar su legado en la escena artística de París, con museos y proyectos de renovación.

Pero el Bourse de Commerce-Pinault Collection, que se inaugurará el 22 de mayo, dará a los visitantes la posibilidad de vislumbrar el vasto tesoro de arte del empresario desde la década de 1980, que incluye piezas de la fotógrafa Cindy Sherman y del pintor Peter Doig.