La Federación Internacional de Administradoras de Fondos de Pensiones acaba de publicar el libro El aporte de los programas de capitalización individual en la construcción de la pensión: Desafíos y propuestas, el cual reúne los trabajos presentados diversos autores.

En este libro destacan los temas siguientes:

1. Logros y nuevos retos de los sistemas de pensiones de contribución definida. Aquí se presentan las reflexiones sobre la situación de los sistemas de pensiones de ahorro individual en América Latina.

2. Los desafíos de una población mundial que envejece. Se analizan las tendencias demográficas actuales y futuras, y los desafíos que éstas imponen sobre la seguridad social. Asimismo, se analiza qué estrategias de desacumulación se pueden adoptar para una jubilación exitosa y los perfeccionamientos que requiere la etapa de desacumulación en los sistemas de capitalización individual.

3. Hábitos de ahorro en la región. Se muestra el rol del ahorro previsional voluntario en la construcción de la pensión de los trabajadores. Además, se describe el comportamiento de ahorro de los millennials.

4. La responsabilidad social de los fondos de pensiones. Da respuesta a las críticas que generalmente se hace a los criterios de inversión basados en los factores ambientales, sociales y de gobierno corporativo. Asimismo, presenta evidencia sobre los beneficios que conlleva la inversión en bonos verdes.

El cambio demográfico a nivel mundial es uno de los factores que incentiva las modificaciones a los sistemas de pensiones, impulsando los planes de pensiones de contribución definida o de capitalización individual. El primer país en dar el salto de un sistema de beneficio definido a uno de capitalización individual fue Chile en 1981. Por su parte, países como República Checa, Ucrania, Ghana, Egipto y Malawi recientemente han aprobado las reformas a sus sistemas de pensiones de beneficio definido.

Sin embargo, a pesar de los cambios de modelo de los sistemas de pensiones, el monto de las pensiones en muchos países aún es insuficiente o no tienen la cobertura para toda la población. Lo anterior nos lleva a plantearnos si además de estas reformas, los nuevos cambios demográficos en la actualidad hacen necesarias reformas paramétricas a los sistemas de pensiones que hoy ya son de capitalización individual, para continuar siendo sostenibles y viables en el tiempo. Entre los parámetros que se plantean modificar se encuentran las tasas de aportación y la edad de retiro, etcétera, para hacer frente a los nuevos desafíos de una población cada vez más envejecida.

Para obtener mayor información sobre el sistema de pensiones visite la página de Internet: www.amafore.org