En los últimos días se ha ventilado en diversos medios de comunicación una sentencia emitida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la cual tendrá un impacto negativo en las pensiones de un grupo de trabajadores. En resumen, la sentencia de la Corte limita el monto de las pensiones por invalidez, vejez y cesantía.

Recordemos que al publicarse la Ley del Seguro Social en 1997 se creó un sistema mixto, por virtud del cual los trabajadores que ya venían cotizando antes de esa fecha debían optar entre dos mecanismos diversos para efectos de su Jubilación.

Este caso llega a la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación como consecuencia de los criterios contradictorios que se habían presentado en diversos tribunales colegiados de circuito, todos integrantes del Poder Judicial federal. La cuestión por resolver estaba enfocada en los trabajadores del régimen transitorio que escogieron el esquema de pensiones de la anterior Ley del Seguro Social (1973), la cual estuvo vigente hasta 1997.

Los tribunales del país no habían logrado ponerse de acuerdo sobre este tópico. Existían dos interpretaciones posibles: una, que el tope de la jubilación fuera de 10 salarios mínimos, la otra, que este límite fuera de 25 salarios mínimos. El tribunal constitucional estableció el límite inferior. Esta decisión tendrá un impacto positivo en las finanzas del Estado en el largo plazo, pero sin duda afecta las legítimas aspiraciones de los trabajadores a obtener una jubilación digna, máxime que en la práctica no resulta claro que los trabajadores hayan contado con información de calidad para elegir en forma racional cuál régimen era el más adecuado para cada uno de ellos.

La reciente resolución de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia (2a./J. 164/2019, 10a.) ha comenzado a ser motivo de polémica entre el foro de abogados y operadores del derecho. No se trata de un tema sencillo de abordar. La jurisprudencia mencionada podría aún ser modificada por el pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, por medio del procedimiento especial que prevé el artículo 230 de la Ley de Amparo. También cabe la posibilidad de que en un juicio de amparo diverso se analice el mismo tema, pero desde la perspectiva de la inconstitucionalidad de la norma que impone límites a la jubilación de los trabajadores. Podríamos decir que, al menos en los Tribunales, no está dicha la última palabra para los trabajadores del régimen transitorio.

Desde hace más de dos décadas, los empresarios de Coparmex han incorporado en su agenda prioritaria el impulso a una serie de medidas y propuestas centradas en el trabajador, enfocadas en fortalecer su bienestar y el de sus familias. La nueva cultura salarial impulsada por Coparmex en fechas recientes logró superar su primera meta, al cubrir la línea de bienestar individual, hecho que no ocurría desde hace 28 años.

El sistema de pensiones que entró en vigor en 1997 es adecuado, pero aún enfrenta retos que deben atenderse con prioridad, escuchando a todos los sectores involucrados. Trabajadores, patrones y gobierno deben entablar un diálogo serio para mejorar el sistema actual. Garantizar una vejez digna, pero al mismo tiempo dar viabilidad a las finanzas públicas. El reto es enorme. Sin lugar a dudas se necesita sensibilidad social, inteligencia y capacidad técnica para encontrar la solución que beneficie a todos los sectores. Desde Coparmex existe un compromiso decidido para aportar ideas y trabajar conjuntamente con el gobierno en la consecución de este objetivo.

En la mañanera del presidente del 4 de febrero de este año, el titular del IMSS, Zoé Robledo, dijo que “no hay riesgo para nadie en materia de pensiones; no se rasura nada”. Por su parte el titular del Ejecutivo dijo: “Que no nos confundan, no somos iguales. ¿Cómo vamos a bajar nosotros las pensiones de los trabajadores? Eso sí calienta, pero qué bueno que ya se aclaró”. Entonces, ¿qué van a hacer? ¿Pedirá el Ejecutivo al Congreso de la Unión una reforma a la Ley del IMSS para dejar claro este tema?

*Presidenta de la Consejería Jurídica de Coparmex Nacional.