El comercio internacional de tomate rojo en México es significativo debido al alto volumen de sus exportaciones; al menos en los últimos 10 años, México se colocó como el principal país exportador de la hortaliza en el mundo

A nivel nacional, el valor de las exportaciones de tomate duplica el valor de la producción, mismo que se incrementa con la creciente inversión en tecnologías de agricultura protegida requeridas para cubrir los estándares de producción.

A pesar de los buenos resultados, la red de valor del tomate no se encuentra totalmente vinculada como en otros países, en los que la industrialización de alimentos procesados también favorece a la producción primaria.

En México, la producción nacional de jitomate fue de 2.8 millones de toneladas con un valor de 1.8 millones de dólares, que significó ser una de las principales cinco hortalizas de mayor valor de la producción a nivel nacional.

Del volumen producido, 47.5% se exporta principalmente a Estados Unidos y Canadá; para Estados Unidos las importaciones provenientes de México significan 88.2% del total de las importaciones de tomate rojo fresco.

En el 2015 a nivel internacional se vendieron cerca de 6.4 millones de toneladas de tomate con un valor de 7,305.8 millones de dólares (131,506.1 millones de pesos), comercializados principalmente entre 10 países.

De los principales países exportadores algunos son importantes productores como los casos de México, China, India, Estados Unidos o España.

Algunos otros, como Holanda y países de la Unión Europea tienen el papel de comercializar el producto entre los países europeos.

A nivel mundial también es significativo el comercio de los productos procesados de tomate rojo en forma de preparados o en conserva, en jugo de tomate, y en salsas tipo cátsup.

En el 2015, el mayor volumen comercializado fue del producto preparado o en conserva por 4.6 millones de toneladas, que se incrementó alrededor 5% en los últimos 10 años, mientras que en su valor de venta por 4,401.4 millones de dólares tuvo incrementos también constantes.

Este comercio lleva una tendencia creciente en los últimos 10 años, que responde al cambio en los hábitos de consumo de la población y al conocimiento de nuevas formas para consumirlo.

Para algunos países como Estados Unidos o Italia el producto procesado forma parte significativa de su alimentación, además de ser comercializado en el exterior con resultados positivos que les genera divisas por 400 millones de dólares en el caso de Estados Unidos y España; Italia por 1,702 millones de dólares o China con 931 millones de dólares, países que presentan balanza comercial positiva en productos procesados de tomate.

De China se comercializan productos procesados a prácticamente todos los países del mundo.

Considerando que de acuerdo con los estándares técnicos se necesitan 1.5 toneladas de tomate para producir 1 t de purés, la industria también requiere de mayor producción primaria como su principal materia prima.

Los hábitos alimenticios de la población generan de manera creciente la necesidad de incrementar la producción primaria para satisfacer las necesidades de la industria de procesamiento, además del amplio consumo en fresco. En la siguiente parte de esta nota comentaré como se encuentra la industria de procesamiento de tomate rojo en México y la oportunidad de promover el vínculo con la industria.

*Angélica Fermoso Gómez es especialista en la Subdirección Técnica y de Redes de Valor de FIRA.

[email protected]