Si las bacterias actuales han logrado desarrollar fuertes y eficaces defensas contra diferentes familias de antibióticos, ante los cuales prácticamente se han vuelto inmunes, ello se ha debido a que la humanidad no nos hemos tomado en serio el adecuado uso de estos fármacos.

Durante muchas décadas ha habido un uso indiscriminado y generalizado de antibióticos sin ser estrictamente necesarios; los tratamientos antiinfecciosos prescritos por los médicos se toman incompletos o a deshoras, o se interrumpen en forma anticipada.

La consecuencia es la existencia de unos super bichos cuya resistencia pone en peligro la vida de muchas personas que al adquirir alguna infección bacteriana, la cual antaño se resolvía fácilmente, hoy se vuelve una lucha imbatible.

La realidad es que si no se desarrollan nuevos antibióticos que sustituyan a los que han perdido eficacia contra las bacterias, para el año 2050 morirán unos 10 millones de personas anuales en el mundo -incluso por encima del cáncer que mata anualmente a 8 millones de personas-, como consecuencia directa de las infecciones bacterianas que antes ya eran tratables.

Ello conducirá, además de la lamentable pérdida de vidas humanas, a un impacto negativo en la economía mundial. Debido a la resistencia antimicrobiana (RAM), el Producto Interno Bruto (PIB) global podría caer entre 2 y 3.5%, lo que equivale a pérdidas de unos 100 billones de dólares.

Es parte de los resultados de un estudio encargado por el gobierno británico en 2014, donde se estimó que actualmente ya son cerca de 700,000 muertes provocadas cada año por la resistencia a los antibióticos a nivel mundial.

Del 12 al 18 de noviembre se celebra la Semana Mundial de Concienciación sobre el uso de Antibióticos, tema que cada día adquiere mayor relevancia por la urgencia de tomar medidas en todos los países para detener su impacto.

El objetivo es impulsar la concientización y comprensión de la RAM; reforzar los conocimientos y evidencia científica sobre el problema; generar base de datos confiable sobre prevalencia, incidencia y mortalidad; reducir las infecciones; optimizar el uso de antimicrobianos y evaluar el impacto económico.

En México desde el 2010 se reguló la prescripción y venta sólo con receta médica. Y el pasado 05 de junio se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) la Estrategia Nacional de Acción contra la Resistencia a los Antimicrobianos, de aplicación obligatoria para todo el Sistema Nacional de Salud.

La industria farmacéutica ha respondido al llamado de OMS y bajo la iniciativa AMR Aliance -donde participa AMIIF, que integra a la industria de investigación farmacéutica en México- ha colaborado con 2 billones de dólares en 4 áreas: investigación, acceso, concientización sobre uso adecuado de antibióticos, manufactura y relación medioambiental.

Entre las compañías más activas en esta causa está Pfizer, dirigida en México por Rodrigo Puga, con un portafolio de más de 80 anti-infecciosos y vacunas para tratar y prevenir infecciones graves; de ellos 45 antibióticos están incluidos en la lista de medicamentos esenciales de OMS.

Convenio Cofepris-Inmegen-Farmacéuticas

De gran relevancia fue el convenio firmado ayer entre Cofepris, el Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen) y la industria farmacéutica representada en Canifarma, de Rafael Gual, y Anafam, de Dagoberto Cortés. Entre los objetivos explicados por Julio Sánchez y Tépoz, titular de Cofepris, está la presentación, revisión, evaluación y predictamen de protocolos de investigación para la salud en las áreas de medicina genómica y terapia génica que deban ser revisados por la Unidad Habilitada de Apoyo al Predictamen (UHAP). Esto, una vez que Inmegen, que lleva Francisco Xavier Soberón, obtenga la autorización correspondiente de Cofepris. Se trata de desarrollar y ampliar la investigación clínica que impacta positivamente en el diagnóstico y salud de los pacientes en México.

[email protected]

Twitter: @MaribelRCoronel

Maribel Ramírez Coronel

Periodista en temas de economía y salud

Salud y Negocios

Comunicadora especializada en salud pública y en industria de la salud. Cursando la maestria en Administración en Sistemas de Salud en FCA de la UNAM.

Fundadora en 2004 de www.Plenilunia.com, concepto sobre salud femenina. Me apasiona investigar y reportar sobre salud, innovación, la industria relacionada a la ciencia, y encontrarle el enfoque de negocios con objetividad a cada tema.