Amigas y amigos artistas comentan su decepción de la política cultural del actual gobierno y aseguran que es todavía peor a las anteriores, que tampoco era buena. Los políticos de las distintas ideologías no terminan de entender la importancia que tiene la cultura.

En los últimos diez años, la cultura ha aportado al PIB nacional entre 4.0 y 3.2%, con un crecimiento promedio anual de 4.4% cuando el conjunto de la economía aumentó en 2.7%, según el Inegi.

Los años del crecimiento más alto son el 2009 con 4.0% y el 2010 con 3.8%; y los más bajos el 2017 y el 2018 con 3.2% en cada uno de esos años. El aporte de 3.2% del PIB en el 2017 representa una generación de 661,595 millones de pesos y en el 2018 de 702,132 millones de pesos.

De acuerdo con Eduardo Cruz Vázquez, autor de Sector cultural. Claves de acceso (UANL, 2016) la cultura es un importante creador de empleo. En el 2017 generó 1 millón 384,000 y en el 2018, 1 millón 395,000 que son 3.2% de los puestos de trabajo en el país.

Dentro del sector, la producción de artesanías es la que genera el mayor número de empleos con 35.7%, seguida de la producción cultural de los hogares con 18.4% y los servicios de diseño y servicios creativos con 11.1 por ciento.

Le sigue la formación y difusión cultural en instituciones educativas con 6.3%; libros, impresiones y prensa con 5.3%; música y conciertos con 3.5%; patrimonio material y natural 2.5%; las artes visuales y plásticas 1.7%; y las artes escénicas y espectáculos 1.6 por ciento.

El investigador dijo en una entrevista con Yanireth Israde (Reforma, 21.11.19) que la actividad cultural relacionada con el mercado genera 2.7% del PIB, los hogares 0.6% y el gasto público contribuye sólo con 0.2 por ciento.

En el sector de la cultura, el gasto público es marginal y revela la falta de interés de las distintas administraciones, que incluye a la presente, en impulsar una política pública de apoyo decidido a su favor.

Para el investigador es notable que “pese a las diferentes crisis y situaciones por las que ha pasado la economía nacional, el sector muestra que puede ser consistente para sostenerse en un nivel básico de aportación” como lo ha demostrado en los últimos 10 años.

En el 2018, el aporte del PIB en cultura se distribuye de la siguiente manera: 36.8% medios audiovisuales; 18.8% artesanías; 18.6% producción cultural en los hogares. Estos tres rubros representan 74.2% de la producción cultural del país.

Le sigue el diseño y servicios creativos con 8.2%; artes escénicas y espectáculos 5.5%; formación y difusión cultural en instituciones educativas 4.6%; y libros, impresiones y prensa 3.5 por ciento. Estos cuatro rubros aportan 21.8 por ciento. Y el restante 4.0% lo generan el patrimonio material y natural (1.6%), artes visuales y plásticas (1.3%) y música y conciertos (1.1 por ciento).

En el 2018 las artes visuales y plásticas, y los medios audiovisuales son los que mostraron un mayor crecimiento con 9.7 y 5.6% con relación al año anterior. Y las que tuvieron una disminución de 4.0%, los libros, las impresiones y la prensa, según la Cuenta Satélite de la Cultura del Inegi.

Rubén Aguilar

Asesor Político

Convicciones

Licenciado en filosofía, maestro en sociología y doctor en ciencias sociales por la Universidad Iberoamericana (Campus Santa Fe, México). Tiene estudios de comunicación en el ITESO (Guadalajara, Jalisco) y de desarrollo institucional en el INODEP (París, Francia). De 1966 a 1979 estuvo en la Compañía de Jesús.