Opinión

Lectura 1:00 min

La apuesta de George Soros

Avatar de Joaquín López-Dóriga Ostolaza

Por Joaquín López-Dóriga Ostolaza

El respetado inversionista de origen húngaro y una de las 30 personas más ricas del mundo, George Soros, está haciendo otra de sus grandes apuestas. Soros ha ganado fama y mucho dinero haciendo apuestas en contra de diferentes tipos de activos que a su consideración se encuentran sobrevaluados. Sin duda, el trade más famoso y rentable de Soros ha sido su apuesta en contra de la libra esterlina en 1992, que le generó utilidades superiores a 1,000 millones de dólares.

Aunque Soros llevaba algunos años semirretirado, hay indicios de que durante las últimas semanas Soros Fund Management, que maneja más de 30,000 millones de dólares en activos, ha estado posicionándose para beneficiarse de un posible ajuste en los mercados.

En concreto, los fondos de Soros han estado vendiendo acciones, comprando oro el activo refugio por excelencia y tomando posiciones en derivados que se beneficiarían de una caída en el índice accionario S&P 500. La apuesta de Soros es que los mercados se encuentran en una posición cada vez más vulnerable ante una serie de riesgos que se han venido incrementando en los últimos meses.

Para Soros, los sucesos económicos y políticos en China, Europa y otras regiones han presentado un claro deterioro en el panorama que aún no ha sido descontado por los mercados, ya que los índices accionarios se mantienen cerca de los máximos históricos alcanzados el año pasado. Aunque estos riesgos son visibles para todo el mundo inclusive los discutimos en la edición de Sin Fronteras del 19 de mayo: Identificando los factores de riesgo , la apuesta de Soros se ha interpretado por algunos observadores como una señal más de que es momento de tomar utilidades y prepararse para una fuerte caída en los mercados.

Aunque la preocupación principal de Soros se ha centrado en China, la creciente probabilidad de un escenario de Brexit y la señal que este evento mandaría sobre la viabilidad a mediano y largo plazos de la Unión Europea son un detonador que podría ser altamente disruptivo para los mercados.

Si bien Soros tiene un exitoso historial de apuestas rentables en los mercados, como el mencionado trade en contra de la libra esterlina en 1992 y su apuesta en contra del yen en el 2013, también ha estado del lado equivocado de otros trades.

Entre 1998 y el 2000, Soros perdió cerca de 1,000 millones de dólares apostando a una apreciación del euro que no se materializó en ese momento. Asimismo, en 1999 los fondos de Soros tuvieron una minusvalía muy importante, apostando, de manera prematura, a que habría un colapso en las acciones de empresas de Internet. Ante esta minusvalía, en lugar de mantenerse firme en su apuesta, los fondos de Soros tomaron la decisión de empezar a revertirla, justo antes de que el colapso comenzó a darse, resultando en pérdidas aun mayores.

Sin embargo, Soros no es el único gran inversionista cuyos movimientos denotan preocupación. Hace unos días se hizo público que Berkshire Hathaway, la empresa de otro de los inversionistas más reconocidos y exitosos del mundo, Warren Buffett, ha estado incrementando de manera considerable su posición de efectivo, alcanzando 55,000 millones de dólares, su nivel más alto en la historia.

Después de la corrección observada en los mercados accionarios a principios de este año y su posterior recuperación que prácticamente borró las fuertes minusvalías de enero y febrero, pareciera que el balance de riesgos se ha vuelto asimétrico. Por un lado, existe una serie de riesgos crecientes que podrían tener un impacto negativo y significativo en los mercados, mientras que el potencial de alza parece limitado por el momento.

Conéctate con nosotros.

Recibe nuestro newsletter diario con los contenidos destacados.

Al suscribirte, aceptas nuestras políticas de privacidad.