El homicidio del médico que se perfilaba como próximo Gobernador de la entidad tamaulipeca puso en movimiento al órgano más usado durante el presente gobierno para resolver todos nuestros problemas: la lengua.

Este músculo, instrumento del habla, tal parece es el máximo recurso del que disponen los políticos y funcionarios de los tres niveles y de los tres poderes de gobierno para tratar de solventar todos los acontecimientos, problemas y situaciones de manera inmediata. Después, tras la tempestad de palabras viene la calma: el silencio y la impunidad; el inmovilismo y la simulación para que nada cambie. Con la seguridad de que la Fábrica Nacional de Eventos proveerá, oportunamente, el siguiente caso que desvíe la atención del anterior y que propicie, de nueva cuenta, el uso de todos los sinónimos de los sustantivos inseguridad y aflicción , de los adjetivos indignante y doloroso , y de los verbos investigar y replantear . Y ahí la llevamos mientras el país aguante.

El puente roto

Al parecer, los hechos están rebasando a los dichos y la sangre ya es tanta que no hay dique de palabras que la pueda contener. La muerte violenta del doctor Torre Cantú bien pudiera ser el suceso que amalgame un verdadero frente común contra el crimen organizado como lo pidió el presidente Calderón el martes pasado. Petición que sucedió a la convocatoria similar formulada por el DIA, la coalición del PRD, PT y Convergencia, que coordina Manuel Camacho Solís, quien hizo a un lado el más importante de sus afanes: posicionar a Marcelo Ebrard como el candidato presidencial de la izquierda, para hacer un llamado a la unidad y a una reunión urgente de todas las fuerzas políticas con el Presidente de la República -se entiende que con el que está en funciones, al legítimo de momento lo tiene un tanto cuanto olvidado-.

La invitación expresada por el Primer Mandatario: A que demos juntos una respuesta unida y firme frente a quienes atentan contra la vida democrática y la paz de los mexicanos , después del asesinato del médico originario de Ciudad Victoria, fue catalogada por el priísmo nacional como simple y oportunista palabrería con pretensiones publicitarias. Y es que después la guerra sucia a la que han sido sometidos los gobernadores del Revolucionario Institucional, sobre todo dos de ellos, por el presidente de Acción Nacional, César Nava, al que consideran simple palafrenero de Felipe Calderón, se ha roto el puente de interlocución entre ambos partidos.

Los ciudadanos fuimos testigos en días pasados de una fase de la guerra de lodo entre estas dos fuerzas políticas: escuchamos las llamadas telefónicas, grabadas ilegalmente, para poner en evidencia la ilícita actuación de Ulises Ruiz y Fidel Herrera en relación con los comicios en sus entidades ¿quién será más de culpar/ aunque cualquiera mal haga:/ Quien grabe así la llamada/ o quien no cesa de hablar?

Lágrimas de dinosaurio

Especialista en chantaje, el dinosáurico partido que usufructúa los colores nacionales, dolido por el asesinato, ciertamente vil y cobarde, de uno de sus candidatos, pero más que nada resentido por el acoso panista de las últimas semanas que les parece escandaloso y arbitrario -más que poner el grito en el cielo debería de cobrar derechos autorales-, se victimiza y aprovecha el triste suceso tamaulipeco para llevar agua a su molino electoral.

Reunida en pleno en la capital de Tamaulipas, la cúpula del tricolor consideró la invocación presidencial a crear un frente común contra el crimen como una medida tardía y mediática. Me parece que el Presidente no entiende la gravedad del problema y cualquier asunto gravísimo que ocurre en el país, lo aprovecha para hacer sus campañas publicitarias , expresó César Augusto Santiago Ramírez, político priísta, especialista en ingeniería electoral – con un diplomado en Ratón Loco impartido por el célebre Jean Pierre de Lasurnas, en la Soborna de París-. Agregó: Ante la muerte de un pobre inocente víctima de la violencia, la respuesta es que, ahora sí, sobre la base de 20,000 muertos, vamos a hacer un acuerdo, cuando ya les menté la madre a todos .

(Un paréntesis para preguntarle a don César Augusto, ¿quién le mentó la madre a todos? ¿El de la voz? ¿O el presidente Calderón? Cualquiera que sea la respuesta yo zafo).

El muerto al hoyo y el vivo al rollo: culminado el funeral, por medio de su presidenta, Beatriz Paredes, en un duro discurso, casi una declaración bélica, el PRI le echó en cara a Felipe Calderón su cuestionado ascenso al poder:

Nuevamente se le pide al PRI civilidad, cuando fue responsabilidad democrática del PRI la que le dio vigencia a este régimen, cuando los legisladores de nuestro partido hicieron el quórum para que se rindiera protesta .

Si el llamado presidencial, a raíz del triste caso del malogrado candidato, les parece a los priístas una medida tardía y oportunista, el reproche de la señora Paredes, al que escribe, le parece una disposición pragmática y extemporánea. ¿Quién será más de culpar/ aunque cualquiera mal haga/ Quien protestó de volada/ o quien lo dejó pasar?

Para eso me gustaban

A estas alturas de la escritura de mi colaboración, me entero que el coordinador del Partido Revolucionario Institucional en la Cámara de Diputados, Francisco Rojas Gutiérrez, expresó que su partido acepta el diálogo propuesto por Felipe Calderón porque entiende que antes de cualquier otro interés partidista o electoral está la estabilidad del país.

¿Para qué tanto brinco estando el suelo parejo? Claro, el diálogo se dará después de las elecciones del próximo domingo.

Nadie en sus cabales puede estar en contra del llamamiento del presidente Calderón a la unidad para combatir a las malignas fuerzas que azotan a la sociedad. No lo está Camacho Solís, no lo está Rojas Gutiérrez, no lo estamos los ciudadanos. Pero, hay que decirlo, existe desconfianza en la efectividad de la medida.

Ésta no es la primera convocatoria a la unión de esfuerzos contra el crimen. Recordemos la que se hizo con motivo del homicidio del joven Fernando Martí, que culminó con la sentencia de su padre don Alejandro: Si no pueden, renuncien . ¿Quién ha renunciado?

Por el bien de nuestro amado país quiero pensar que esta vez la reunión rendirá frutos: ¿Estarán presentes, además, de los partidos políticos y los órdenes de gobierno las Organizaciones No Gubernamentales, los representantes de las comisiones estatales y Nacional de los Derechos Humanos, las fuerzas vivas -cualquier cosa que esto sea- para que en el diálogo prevalezca el interés nacional y no el de los grupos y poderes fácticos?

¿Será una discusión civilizada en la que impere la autocrítica? ¿Servirá de algo discrepar de los métodos y políticas presidenciales? ¿Prevalecerá la razón sobre la emoción? ¿El cónclave servirá para detectar errores y enmendarlos; para delatar traidores e investigarlos? ¿Para determinar acciones de inteligencia y ejecutarlas?

O ¿únicamente servirá para que nuestros políticos y funcionarios ejerciten, una vez más, el polifacético músculo -auxiliar en la masticación y la deglución, perceptor del gusto y herramienta del parloteo, llamado lengua?

Oí por ahí

Antes de votar piensa: la diferencia entre un político y un ladrón es que al primero tú lo eliges, el segundo te elige a ti.