El más reciente diagnóstico urbano en México es preocupante: la invalidez está confirmada y el pronóstico es desolador. En grandes concentraciones como la zona metropolitana del valle de México, en las llamadas horas pico , la parálisis es insoportable. Todo en la dinámica actual conspira contra la movilidad, nada saludable: desarrollos inmobiliarios habitacionales lejanos a los centros de trabajo, transporte público caótico e ineficiente, saturación de vehículos automotores, pésimo estado y pésima calidad del pavimento, calles y vialidades, y falta de control del transporte de carga de combustibles y de pasajeros, entre otros factores adversos.

Las evidencias y estudios sobre la materia son abundantes. La Encuesta del Dolor del Viajero, a cargo del Institute for Business Value de IBM, aplicada a cerca de 8,200 personas en 20 metrópolis, reveló que la ciudad de México (CDMX), junto con Beijing, en China, registra el nivel de dolor más alto cuando de transportarse se trata. El tránsito y los prolongados e incómodos recorridos han cobrado altos costos en la salud, la estabilidad emocional, el rendimiento, la productividad y la vida personal de millones de personas.

Veamos algunos de los principales desafíos en nuestro país:

Saturación vehicular. De acuerdo con el Inegi, en México hay cerca de 40 millones de vehículos y 17 de cada 100 (6.8 millones) circulan en la ZMVM. La decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para que miles de modelos anteriores al 2007 puedan circular todos los días y las cifras históricas de ventas de autos que ya rebasaron el millón de unidades en el 2015 han agigantado el inmenso parque vehicular.

Ciclismo de alto riesgo. A pesar de la promoción oficial del uso de bicicleta en ciudades como México, Guadalajara y Monterrey, su seguridad no es suficiente. Tan sólo en la CDMX, en los últimos días, seis ciclistas han sido arrollados y la mitad de ellos perdieron la vida. De los peatones ni hablamos.

Bombas de tiempo. Los accidentes de pipas cargadas de combustible o sustancias peligrosas ya son comunes en ciudades y carreteras de México. Destacan en el 2015 las explosiones fatales del Hospital Infantil de Cuajimalpa, las de una pizzería en Copilco y las recientes ocurridas en Tlalnepantla, Estado de México.

Proyecto Cetrams. Llama enormemente la atención que, hasta hoy, únicamente el Centro de Transferencia Modal (Cetram) El Rosario en la ciudad de México y el Mexipuerto Ciudad Azteca en el Estado de México sean los únicos modelos exitosos de movilidad urbana en todo el país.

Nuevos discursos para viejos problemas

La información no fluye al ritmo de los problemas. En la CDMX, por ejemplo, la Encuesta Origen-Destino ofrece datos del 2007. Un vacío imperdonable si consideramos que la actualización es vital para diseñar políticas públicas adecuadas. Laura Ballesteros, a cargo del, informó que ya se está poniendo al día este estudio que alimentará el Sistema Integrado de Transporte Público. Esperemos que sean buenas señales para caminar hacia el futuro frente a la movilidad enferma e inválida que afecta a millones de mexicanos.

Leyes para tu Bien ®

Twitter: @requena_cr