El maíz que conocemos surgió de la domesticación de la especie silvestre llamada teocintle, cuya genética es la más similar a la del cereal que fue domesticado hace unos 8,700 años en la zona de la Barranca de Xihuatoxtla, a unos 12 kilómetros al este-noreste de Iguala (Guerrero).

Curiosamente, el maíz se domesticó en lo que hoy es México cuando el trigo y la cebada estaban siendo domesticados en el Medio Oriente.

De acuerdo con los investigadores, su cultivo en el sur de Centroamérica se dio hace unos 7,600 años y en el norte de Sudamérica hace unos 6,000. Hace unos 4,000 años ya se estaba cultivando en lo que hoy son los estados de Arizona y Nuevo México, en los Estados Unidos.

Así, de la pequeña espiga del teocintle surgió el que hoy es el cereal que más se cultiva alrededor del mundo.

En el ciclo de cosecha 2020/2021 se cosecharon 1,125 millones de toneladas métricas (TM) de maíz, volumen que fue muy superior a las 775.8 millones de TM de trigo, 505 millones de TM de arroz, 159.7 millones de TM de cebada, 62 millones de TM de sorgo, 25.5 millones de TM de avena y 14.3 millones de TM de centeno.

Así, el maíz no solo es el cereal más consumido en México y América, sino en países de otros continentes, especialmente de Asia.

En 2019/2020 se consumieron 312.3 millones de TM en Estados Unidos, 279 millones de TM en China, 82.5 millones de TM en la Unión Europea, 66 millones de TM en Brasil, 44.5 millones de TM en México, 29 millones de TM en India. El resto del mundo consumió 1,198 millones de TM.

La demanda por el cereal ha hecho que sus precios vayan en aumento y a los mexicanos nos está golpeando duro el incremento del precio.

En el año 2000 nuestro país importó 16.5 millones de TM de maíz y se estima que este año se importen 16.8 millones de TM, a precios mucho más altos. En mayo pasado, el precio por TM del tipo US No.2, Yellow, era de 304.48 dólares, 112% arriba del precio que rigió en mayo de 2020. Ayer se cotizó en 305.31 dólares, 53.6% por encima del precio de diciembre pasado.

Estos incrementos se tradujeron en aumentos del precio de la tortilla.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el precio de la tortilla subió 11.3% a tasa anual durante la primera quincena de junio, su mayor aumento en los últimos nueve años.

Solo en mayo el aumento fue de 2.6% sobre el precio que rigió en abril.

Ante estos aumentos en los precios, el presidente Andrés Manuel López Obrador dice que “en el caso de la tortilla, hay otros mecanismos, por ejemplo, abrir la importación para que haya más competencia y que se tenga más maíz, porque desgraciadamente no somos autosuficientes en producción de maíz, somos autosuficientes en producción de maíz blanco, pero no de maíz amarillo”.

Dudo que lo que piensa hacer el presidente tenga un efecto positivo porque los precios están aumentando por la mayor demanda de maíz en el mundo. ¿Estará informado de ello?

La situación seguirá agravándose porque la sequía que existe en amplias zonas del planeta está afectando la producción no solo de maíz, sino de la mayoría de los productos que consumimos los humanos.

El cambio climático y la mala planificación, entre otros factores, tienen al mundo en crisis y a millones de personas en riesgo de morir de hambre.

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Eduardo Ruiz-Healy

Periodista y productor

Columna invitada

Opinador, columnista, conferencista, media trainer, 35 años de experiencia en medios de comunicación, microempresario.

Lee más de este autor