Las tendencias y estudios presentados por diversos organismos internacionales, entre los que se encuentra la Corporación Financiera Internacional, indican que, en el futuro, se esperan desafíos relacionados al aumento de los costos de la energía y las materias primas, así como un mayor conocimiento y gestión de los temas ambientales y sociales por parte de las organizaciones y clientes finales de los productos

De acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo, en la última década, 78 grandes bancos han adoptado los Principios de Ecuador para definir, evaluar y gestionar riesgos socioambientales en el financiamiento de sus proyectos. Estos bancos representan 70% del financiamiento de los proyectos internacionales en mercados emergentes, e impulsan la creación de protocolos de sostenibilidad e instrumentos financieros para el desarrollo sostenible, como el financiamiento de carbono, las inversiones de impacto y la emisión de bonos de inversión para proyectos verdes, entre otros.

La Asociación de Bancos de México (ABM) ha realizado importantes iniciativas y avances para consensar un Protocolo de Sustentabilidad como marco de gestión y lineamientos al que, de manera voluntaria, se adhieren sus miembros, con el objetivo de institucionalizar su compromiso con el desarrollo sustentable.

FIRA se ha adherido a este protocolo para contribuir con sus programas y acciones al mejoramiento del medio ambiente y de las condiciones de vida de los habitantes del medio rural.

En sostenibilidad, FIRA ha sido una de las instituciones pioneras en México en la transferencia, demostración y difusión de técnicas y modelos de producción de agricultura sostenible que consideran el uso de biofertilizantes, el manejo integrado de plagas, la labranza de conservación y el uso eficiente de agua con excelentes resultados, principalmente en el Bajío mexicano.

FIRA celebró también la emisión de su primer bono verde por 2,500 millones de pesos, para financiar proyectos de tecnificación de riego y agricultura protegida. A su vez, ha implementado un Programa de Eficiencia Energética, que considera una garantía tecnológica para asegurar la obtención de ahorros de energía y la disminución de gases efecto invernadero en los proyectos financiados al amparo de este programa.

Entre los ejes estratégicos de las instituciones financieras que firman el Protocolo de Sustentabilidad de la ABM, están el compromiso por establecer un sistema de análisis de riesgos que considere y gestione los riesgos sociales y ambientales como factores importantes en las operaciones de crédito e inversión. Desde mayo del 2018, FIRA implementó el Sistema de Administración de Riesgos Ambientales y Sociales  que ha sido aplicado en más de 30 proyectos de inversión autorizados.

*Ivonne Odette Serrano Ríos es especialista de la Subdirección de Pesca, Forestal y Medio Ambiente de FIRA. La opinión aquí expresada es de la autora y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.