En poco menos de cinco meses, Gastón Azcárraga fue relevado de los dos cargos más importantes de Grupo Posadas: la Dirección General y la Presidencia del Consejo de Administración.

La noticia cimbró al mundo de los negocios, en general, y en particular, los turísticos: Gastón Azcárraga fue relevado de la Presidencia del Grupo Posadas, el más grande grupo operador hotelero de Latinoamérica.

El relevo ocurre en uno de los peores momentos por los que atraviesa la empresa y en medio de severas acusaciones en contra del propio Azcárraga por presunta administración fraudulenta de Mexicana de Aviación.

Apenas en noviembre del año pasado, el empresario había dejado la Dirección General del grupo hotelero, que registra pasivos cercanos a los 10,000 millones de pesos y una demanda penal por parte del Servicio de Administración Tributaria (SAT), por el presunto delito de fraude fiscal.

El SAT acusa que Azcárraga habría retenido impuestos por más de 100 millones de dólares de la aerolínea Mexicana de Aviación.

En poco menos de cinco meses, Gastón Azcárraga fue relevado de los dos cargos más importantes de Grupo Posadas: la Dirección General y la Presidencia del Consejo de Administración.

En ambos casos fue sustituido por dos de sus hermanos: José Carlos Azcárraga en la Dirección General y Pablo Azcárraga en la Presidencia.

La comunicación de la empresa explica los cambios como parte de un relevo generacional.

Lo cierto es que la problemática que vive Posadas y Gastón Azcárraga, derivada de la administración de Mexicana de Aviación, parece ser la causa real.

Incluso se ha llegado a rumorar que el Grupo Posadas se perfila hacia el horizonte inexorable de venta.

Las acusaciones por parte de los distintos sindicatos de Mexicana de Aviación en contra de Azcárraga por la cancelación de operaciones de la aerolínea y los supuestos malos manejos en los que habría incurrido en la gestión de la administración de la línea aérea están siendo interpretados como el motivo real de la debacle de Gastón Azcárraga.

Desde su relevo, en noviembre pasado, de la Dirección General, informalmente se reconoció en la propia compañía que las demandas en contra de Gastón Azcárraga ante la PGR y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores lo tenían muy distraído y no podía hacerse cargo del día a día.

Por otra parte, la situación de Posadas se ha tornado muy difícil, con un apalancamiento cercano a los 10,000 millones de pesos, de los cuales, poco más de una quinta parte son de corto plazo y vencen en abril del próximo año.

De hecho, por esa razón la agencia calificadora Fitch Ratings redujo su perspectiva crediticia de estable a negativa desde fines del año pasado, aun cuando la empresa ha asegurado que está buscando el refinanciamiento de tales pasivos.

Gastón Azcárraga llegó al final de una larga carrera de casi tres décadas al frente de Grupo Posadas y este consorcio hotelero inicia una etapa cuyo destino no está muy claro.

Tal vez el relevo sea parte de una estrategia de control de daños de Grupo Posadas.

Gastón Azcárraga tiene que enfrentar la demanda del SAT.

Y por otra parte, Manuel Borja Chico, exdirector de Mexicana de Aviación, también está siendo señalado y acusado por la errática administración de la aerolínea. La especulación generalizada es que el patrón de conducta que han tenido los inversionistas interesados por Mexicana de Aviación, y que al final todos han resultado fallidos, indica que se trata de una estrategia dilatoria.

Se dice que el beneficiario directo de la táctica dilatoria es el propio Gastón Azcárraga, porque en la medida en que se postergue, menos factible será que le finquen responsabilidades.

Ahora el relevo de Azcárraga podría ser indicativo de que las cosas están tomando un derrotero distinto.

A ver.

CUENTOS VERAS

El problema de los esquemas de pensiones no es privativo del sector público, estatal y municipal. También es un problema serio en algunas grandes empresas como Telmex. La estrategia que recién se anunció para un programa de permanencia voluntaria de sus trabajadores deja ver que se trata de paliar un problema importante de financiamiento de las pensiones. La verdad, no es nuevo, pero es una asignatura pendiente que tiene la operadora telefónica.

Twitter: @marco_mares

[email protected]