Las inversiones en Bolsa o fondos de inversión son una alternativa que ayudará a disminuir la pérdida del valor del dinero, es por eso que para invertir es importante tener claro un concepto fundamental: la volatilidad.

¿Qué es volatilidad?

La volatilidad es el cambio de los precios de un activo financiero en un periodo de tiempo determinado, es decir, un activo con mayor volatilidad puede aumentar y reducir su valor con mayor frecuencia que uno que tenga menor volatilidad.

Existen diferentes índices para medir la volatilidad, pero el que tiene mayor relevancia es el Índice VIX creado por el Chicago Board Options Exchange Market.

Es el indicador más confiable de la volatilidad esperada en un rango de 30 días tomando la muestra del índice Standard & Poor’s 500.

Suele comportarse en una escala de 15 a 20 puntos, lo que significa que los inversionistas normalmente esperan que los precios de las acciones varíen entre 15 y 20% en un periodo de 30 días. Cuando los niveles superan los 20 puntos, el mercado muestra volatilidad fuera de lo normal y la incertidumbre también aumenta, por lo tanto, en este periodo se recomienda mantener una postura cautelosa en las operaciones.

El caso Telecomunicaciones Express

Hay que imaginarse que en el mercado de valores existe una empresa llamada Telecomunicaciones Express. Un día el propietario y presidente de esta empresa comunica al mercado que ya no puede sostenerla debido a las múltiples deudas que tiene y por lo tanto la va a liquidar.

En ese momento, el mercado comienza a presentar inestabilidad por lo que el índice VIX muestra un aumento y los inversionistas empezarían a vender para recuperar algo del capital invertido.

Es por este efecto que al índice VIX se le conoce también como índice de miedo.

El índice VIX también va de la mano y es inversamente proporcional al nivel de confianza de los inversionistas; es decir, si el índice tiene un mayor crecimiento (como en el ejemplo anterior), la confianza del inversionista cae, ya que el mercado es más incierto, pero si el índice presenta un decremento, el nivel de confianza del inversionista aumenta, porque el mercado presenta estabilidad.

Las acciones más volátiles implican un mayor riesgo, pero también suelen ofrecer un mayor rendimiento, por lo tanto, los inversionistas pueden aprovechar y obtener beneficio si se vende un activo en los picos y se compra en las bajas.

Es importante que se tomen en cuenta los indicadores de volatilidad a la hora de invertir en un activo para no llevarse sorpresas y tener una mayor certeza de los movimientos a realizar, siempre, eso sí, de la mano de un especialista en inversiones.

El autor es Associate Product & Client Servicing de BBVA Bancomer Asset Management.

marcos.neumann@bbva.com