Hay de itamitas a itamitas. Dos exalumnos destacados de esa escuela, fundada por don Raúl Baillères, coordinan las campañas de los punteros en la contienda presidencial.

A finales de la década de los 80, Luis Videgaray Caso estudió Economía. Unos años más tarde, se convirtió en Presidente del poderosísimo Consejo de Alumnos de la institución, semillero de buena parte de la clase política dominante. A finales de la década de los 90, Roberto Gil Zuarth completó sus estudios de Derecho.

El priísta se formó académica y profesionalmente al amparo del exsecretario de Hacienda del salinismo, Pedro Aspe Armella. El abogado panista tuvo entre sus tutores a los ministros José Ramón Cossío y Sergio Valls Hernández.

Y aunque son egresados de la misma Alma Mater, son hijos de cielos distintos. En la Cámara de Diputados -que ambos dejaron para emprender sendas carreras en las cúpulas de sus partidos políticos- mantenían una relación cordial, aunque distante.

Ahora -por circunstancias muy distintas- están al frente de los equipos de campaña del PRI y del PAN. Los paralelismos entre ambos itamitas, sin embargo, acaban de romperse: mientras que Gil Zuarth­ combinará sus funciones ejecutivas en el equipo de Josefina Vázquez Mota con su postulación al Senado, por la vía plurinominal, Videgaray Caso se concentrará en armar la estrategia para el triunfo de Enrique Peña Nieto.

En menos de un lustro, el joven abogado chiapaneco ha construido una sólida carrera que inició como Coordinador de Asesores de Germán Martínez Cázares, cuando fue Secretario de la Función Pública. Tan sólo en el último trienio ha pasado del recinto legislativo de San Lázaro al Palacio de Covián -donde fue Subsecretario de Gobernación con Fernando Gómez-Mont- a la residencia oficial de Los Pinos. El sábado, Gil Zuarth fue el más votado por los consejeros nacionales del PAN, quienes definieron la posición que ocuparán los candidatos al Senado, por la vía plurinominal: obtuvo 211 sufragios de 342 posibles; uno más que Salvador Vega, exsecretario de la Función Pública.

De no ser porque el CEN del PAN, a propuesta del jefe nacional, Gustavo Madero Muñoz, reservó el primer lugar de la lista al exsecretario de Hacienda Ernesto Cordero, el joven coordinador de la campaña josefinista tendría una posición estelar.

No es que no la tenga, pero en las horas posteriores a su nominación ha sido blanco de invectivas y denuestos. Sabe que tiene más segura la senaduría, que un cargo en el gabinete, en el caso de victoria de Vázquez Mota , se ha llegado a decir.

Lo que no trascendió de la elección de los candidatos al senado del PAN es que Gil Zuarth, en su discurso ante los consejeros, se comprometió a quedarse en su escaño. Por lo demás, es otro de los josefinistas que será blanco de ataques constantes, lo mismo que el consultor político Antonio Sola.

Desde finales del año pasado, cuando trascendió que el estratega español conducía el cuarto de guerra de la aspirante panista, no hubo desmentidos. Y apenas hace dos semanas, en la página de Internet de la firma española, se reconoció abiertamente que forma parte de su clientela, además de los presidentes Michel Martelly, de Haití, y Otto Pérez Molina, de Guatemala.

Durante el proceso electoral, Vázquez Mota ha sido asesorada por el grupo consultor Ostos & Sola de la mano de Antonio Sola, quien también fue estratega en la campaña del actual presidente de México, Felipe Calderón , divulgó, unas horas después de que la legisladora ganara la interna del PAN, el 5 de febrero.

Con una década de experiencia, Ostos & Sola presume haber logrado la popularidad de Vázquez Mota. Con un conocimiento dentro de la población de 71.8% y una aprobación de más de 48% entre todos los ciudadanos mexicanos, no solamente afiliados al PAN, Josefina Vázquez Mota apunta a ser la primera mujer Presidenta de México .

EFECTOS SECUNDARIOS

¿RELEVO? En víspera del 69 aniversario de la fundación de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares, el diputado guanajuatense Guillermo Ruiz de Teresa asume la Secretaría Ejecutiva del tercer sector priísta, en sustitución de José Ascención Orihuela, quien será candidato del PRI al Senado por Michoacán. El jefe de ambos, Emilio Gamboa Patrón, encabezará la lista de abanderados del tricolor al Senado.

¿CENSURA? El lanzamiento estaba programado para mediados de este mes, en la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería. Sería la culminación de un esfuerzo de más de año y medio de trabajo; un logro, dados los problemas familiares que enfrentó la periodista argentina Olga Wornat. Editorial Planeta le había pedido, en los primeros meses del 2010, que escribiera una biografía del presidente Felipe Calderón y le ofreció todas las facilidades -una oficina en la ciudad de México, un asistente, boletos de avión-, pero pasaron los meses y el original no llegaba.

Hace dos semanas, la autora hizo pública la cancelación del contrato y algunos correos electrónicos donde la vilipendiaban. En las oficinas de la editorial, sin embargo, hay otra versión: Roberto Banchik, su director general, recibió amenazas de muerte por la publicación en ciernes, que después de haber sido investigadas, se consideraron como reales.

aam@mexico.com