La fiesta bicentenaria para honrar al Jesús Nazareno de Tepalcingo, Morelos, no pudo celebrarse esta Semana Santa. La milagrosa imagen fue secuestrada hace casi dos meses, por un grupo de feligreses controlados por el alcalde perredista.

A principios de febrero, un comité parroquial espurio, que con esa acción propuso un trueque imposible al obispo de Cuernavaca, Ramón Castro y Castro: levantarían el plantón del atrio, después de que el sacerdote fuera destituido.

Después de dos semanas de ocupación, los simpatizantes del párroco convocaron a una marcha por la paz y desalojaron a los invasores, quienes regresaron con un grupo de ticuanes (danzantes enmascarados) y desalojaron a los auxiliares del vicario.

El choque fue presenciado por elementos de la Comisión Estatal de Seguridad. Además de una motoneta quemada y el robo de 120,000 pesos, hubo destrozos dentro de la iglesia. Aunque la agresión ocurrió hace cinco semanas, los obispos integrantes de la Comisión Episcopal para la Pastoral Social enviaron una carta abierta para denunciarla

Nos preocupa la integridad y seguridad de Ramón Castro (...) , dice el desplegado, ya que éste no es un hecho aislado, sino que se suma a una serie de amenazas e intimidaciones que se han venido presentado desde hace varios meses en la Diócesis de Cuernavaca .

En este clima de hostigamiento dicen fuentes familiarizadas con el caso está azuzado desde los niveles más altos de la administración perredista en Morelos. Graco no quiere al obispo Castro , resumen. En todo caso, han sido dos años de difícil convivencia, no obstante la intercesión de la familia de este último. Hace dos años, tras de que el Vaticano anunciara que el monseñor Alfonso Cortés Contreras sería trasladado a la arquidiócesis de León y que Ramón Castro y Castro dejaría Campeche, para convertirse en el XII obispo de Cuernavaca, alegró a la rama de la familia Ramírez Garrido Abreu radicada en aquella entidad peninsular. Tanto, que promovió un acercamiento entre ambos personajes.

Graco ya había resentido algunas expresiones del entonces encargado del área de pacificación de la Comisión Episcopal para la Pastoral Social. Y sin mayores preámbulos, estableció su agenda pro choice, más por una convicción ideológica que por el mandato popular. El matrimonio entre personas del mismo sexo y la liberalización del consumo de la mariguana también fueron temas intransitables en esa comida que, por la intransigencia del perredista, resultó breve.

Dos años de una relación tensa y tirante caracterizados por las denuncias del obispo de Cuernavaca sobre la crisis humanitaria que vive el sur del país, por la inseguridad. Y la convocatoria a la Marcha por la Paz, una semana antes de las elecciones intermedias en la entidad, que además de repudiar a las bandas criminales y a la inacción gubernamental, reprobó la gestión de Graco y exacerbó la censura a las tácticas de compra y coacción del voto del perredismo local.

El pasado Jueves Santo, Castro y Castro convocó a los morelenses a una segunda marcha para el próximo 21 de mayo. Aunque esta vez, convocó a la feligresía a ocupar las calles, sin el deseo de criticar o señalar a alguien, sino como una manifestación de la fe que tenemos en la pacificación de la entidad.

El gobernador y el obispo Castro y Castro, sin embargo, tienen una relación simbiótica. No sólo por sus diferencias, de las que ya circulan reportes, tanto en Los Pinos como en el Vaticano, sino por su oposición al crimen organizado.

Ambas instancias también fueron informadas de amenazas contra la integridad del purpurado, que también han sido extensivas a sus familiares. Los servicios de inteligencia le han sugerido que mantenga en sigilo el lugar donde descasará en estos días y han insistido en que acepte ser vigilado por guardias armados. Pero Castro y Castro dijo que no.

EFECTOS SECUNDARIOS

RECONOCIDOS. La semana pasada, en Nueva York, IJGlobal entregó su premio anual a los mejores financiamientos de proyectos infraestructura en América durante el 2015. Hubo dos emprendimientos mexicanos galardonados: una inversión de Fermaca, superior a los 800 millones de dólares de un gasoducto de 450 kilómetros, desde El Encino, Chihuahua, hasta la Laguna. Y el esquema de financiamiento del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

ENTENDIMIENTOS. La Cámara Nacional de Aerotransporte instaló un comité especial que tendrá la misión de presentar las propuestas de ese gremio al Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México que considere para la construcción del nuevo aeropuerto internacional. Dicha instancia trabaja desde hace dos meses bajo la coordinación de Héctor Pavón, de Volaris, con la participación de Jorge Gurza, de Alaska Airlines en los temas de pasajeros; Gerardo Rangel de Estafeta, en los temas de carga y Alejandro García Bejos, del Servicio Técnico Aéreo de México, para atender los temas de aviación general. La Canaero trabajará con este nuevo comité y el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México para presentar propuestas que permitan agilizar los procesos de internación de pasajeros con tecnologías de última generación, utilización de métodos de control de seguridad más eficientes, realizar las adecuaciones necesarias en la legislación y regulación migratoria y aduanal, además de garantizar el suministro a 100% de servicios públicos.

[email protected]