El Tribunal Electoral confirmó que Delfina Gómez no debió financiar a Morena con una agrupación como alcaldesa y ha ordenado que el partido cargue con el costo de pagar 4 millones de pesos de multa.

La reacción de los adversarios del lopezobradorismo ante una noticia así no se hizo esperar: a la secretaria de Educación la llaman corrupta y al gobierno lo acusan de ladrón. Esta vez tienen más elementos, pero lamento informarles, sin justificarlo, que el tribunal no está castigando a la secretaria, sino al partido por tener un financiamiento paralelo. Sí, ya sé. Es un galimatías en el que al final, lo cierto es que unos trabajadores fueron obligados a poner de su sueldo durante tres años para respaldar el partido de su jefa la alcaldesa abusiva. Pero eso no es lo que se juzgó. 

La forma en la que la oposición traduce su descontento ante los abusos de poder del actual gobierno es tan cuestionable como la forma en la que el oficialismo lo procesa, pero el cuestionamiento a la oposición es porque es inútil, mientras que el que se hace al oficialismo es porque es sobreeficiente. Los insultos que se vociferan desde las gradas han resultado vanos, mientras que el discurso y las maromas justificadoras son bastante competentes para justificar desviación de recursos, abuso de autoridad, acoso y violación de derechos. 

Cómo salir de este embrollo. Bueno, claro, lo óptimo sería que el gobierno funcionara con eficiencia y que los funcionarios no sólo fueran honestos sino también inteligentes y productivos, pero eso es mucho pedir. A este y a todos los gobiernos. No hay gobierno perfecto ni gobernante admirable ni burócrata productivo. Lo que tenemos son mecanismos de contención de estupidez y abusos, eso es todo. 

Eso es todo y es muchísimo, pero nuestro grave problema es que no están aceitados los engranes y se sobreexplotan algunos de los recursos mientras se abandonan otros. Uno de los recursos mejor utilizados es el de la denuncia electoral, pero los resultados son fútiles. Veamos. ¿Cuál es el impacto que tiene la multa dictada por el tribunal? A Morena no le quita ni un pelo, pero a Delfina Gómez la enloda. No digo que esté mal; se lo ganó a pulso y debería estar en la cárcel, pero intento descubrir si la oposición gana algo con esto. ¿Qué podría ganar? Simpatías, corrección de rumbos, antipatías al gobierno en turno.

Como he escrito, la secretaria queda enlodada. Eso sirve a la oposición porque puede hablar mal de un individuo del régimen. Miren, la secretaria ayudó a Morena con un método ilegal. Pfff. A pocos de los que apoyan a López Obrador les importará esto, así que el impacto se diluye entre los que constatan lo que ya sabían o creían: que este gobierno es nefasto porque su gente es nefasta. De ahí a odiar a los lopezobradoristas hay sólo un paso y el odio no ayuda a mejorar las políticas públicas, más bien deteriora la calidad de la democracia.

Además, una noticia así difícilmente impactará en las decisiones que tome Morena para una eventual candidatura de Gómez al Estado de México, pues pueden argumentar lo que siempre han dicho: la cooperacha era voluntaria y sólo demuestra lo convencida que estaba la gente con Delfina. Podría sí, impactar en el ánimo del Presidente, que un día decide que desviar recursos no es grave pero otro se levanta con ánimo de despedir a quien organice una boda. Es improbable, pero podría despedir a Gómez del gabinete y, en ese caso, tampoco hay puntos para quienes se oponen a la forma en la que este gobierno maneja la educación. Hay puntos (puro regocijo) para quienes odien a la secretaria, pero no se mueve un ápice la conversación entre el oficialismo educativo y la oposición en ese ramo. 

La oposición debe completar sus herramientas. Las denuncias electorales sirven, pero son insuficientes para que nuestra democracia tenga fiscalización, afinación de políticas públicas, corrección, castigo y competencia electoral. 

 

Ivabelle Arroyo

Politóloga

La Sopa

Ivabelle Arroyo Ulloa es politóloga y analista, con 24 años de trayectoria periodística. Es jurado del Premio Alemán de Periodismo Walter Reuter en México. Dirige una revista digital sobre política capitalina y escribe para medios jaliscienses.

Lee más de este autor